El Porvenir

Santiago Creel & Co: ¿nacidos para perder?

Por Pablo Espinosa Vera*

Monterrey, Nuevo León, 3 de Junio de 2005

En medio de fanfarrias, porras y mariachis, y entre lágrimas del propio Vicente Fox, quien se refirió a él como “…un mexicano comprometido con el establecimiento de un régimen de libertades y de estabilidad”, por fin renunció Santiago Creel como titular de Gobernación para perseguir el sueño guajiro de conquistar la Presidencia de la República y que el PAN persista usufructuándola. Y enfatizamos lo de “sueño guajiro” porque el PAN se ha convertido en un partido “nacido para perder” (en cuatro años del presente sexenio no ha logrado ningún triunfo político espectacular a excepción de la gubernatura de Aguascalientes), a pesar de que Vicente Fox ocupa el despacho presidencial por méritos propios (magia del ‘marketing signs’ y de Santiago Pardo).

Santiago Creel sabe, y es consciente, de que si llega a triunfar en la elección interna, lo que no será fácil, considerando que sus competidores vienen muy bien pertrechados como posmodernos samuráis, refiriéndonos a los “tres grandes” (Felipe Calderón, Francisco Barrio, y Alberto Cárdenas, todos exsecretarios de Estado, los dos últimos enemigos a muerte del ahora exsecretario de Gobernación por negarse a renunciar y capitalizar su estancia en el Palacio de Covián hasta el último minuto para apuntalar su imagen con recursos públicos), se las tendrá que ver con el ‘Mike Tyson’ de la política mexicana, el inefable Andrés Manuel López Obrador quien lo derrotó en la pasada elección de Gobernador de la Ciudad de México y quien volverá a hacerlo “morder el polvo” en la contienda presidencial de 2006, si antes no ocurre un milagro (en una encuesta del Instituto de Mercadotecnia y Opinión publicada el día de ayer en la página web de AMLO - www.lopez-obrador.com.mx-, Santiago Creel registra una intención de voto de 20.3%, debajo de Carlos Madrazo que consigna 24.4% mientras que “El Peje” suma más de lo doble: 44%, cifras cercanas a las presentadas por el diario ‘Reforma’ el pasado 30 de mayo donde Creel registra 24%, un punto debajo de Madrazo con 25% y 12 puntos debajo de AMLO que apuntala con el 36%).

Otro difícil escollo a salvar por el “Güero” Creel (¡no confundir con Jorge Castañeda, por favor, aunque los dos tengan antecedentes de gachupines igual que el nuevo secretario de la SEGOB Carlos Abascal!) es la potencial “carta bajo la manga” que mantienen oculta desde Los Pinos, considerando el posible “destape”, vía una coalisión interpartidista (¿quién dijo Elba Esther Gordillo más Carlos Salinas de Gortari más Jorge Castañeda más la cúpula del PAN comandada por Manuel Espino?) de la insólita “Super Puff-Girl” Marta de Fox quien, pese a las campañas negativas en su contra y a ser ignorada por los encuestadores y analistas puede dar un ‘golpe de timón, como el que dio Fox al ‘perdonar’ a López Obrador, y lanzarse al ruedo como una alternativa de “empoderamiento femenino”, enunciado central del discurso que ha venido propalando.

Pero, en fin, a Santiago Creel le costará mucho trabajo enfrentar y resolver las dos tareas “herculeanas” que tiene ante sus ojos: ganar la elección interna y derrotar al “indestructible” Jefe de Gobierno capitalino, considerando el bajo perfil que mantiene el PAN ante la masa electoral, el que se acentuó en forma significativa tras la desafortunada campaña emprendida desde Los Pinos y desde la cúpula del PAN para desaforar y “descarrilar” al inefable líder perredista, quien va en caballo de hacienda rumbo a Palacio Nacional (ya anunció que ese será su nuevo hogar y que convertirá a los Pinos en una extensión del Museo de Antropología e Historia).

“El Güero” Creel, cae bien, es simpático, tiene ‘feeling mediático’, es CAR (católico apostólico y romano), maneja los dobles lenguajes a nivel de excelencia y es un maestro de la retórica (remember el “sospechosismo”) y de la ‘sofística’ (Protágoras), pero como exSecretario de Gobernación, es muy similar a su colega Francisco Labastida y deberá enfrentar un combate desigual (como lo fue el de Labastida ante Fox) donde se antoja, desde ahora, una derrota espectacular por K.O. ante “El Peje” antes de concluir el primer asalto (¡ni modo, cosas de la ‘realpolitik’).

Por supuesto, el ‘team’ blanquiazul está en condiciones similares, conformando el ‘Club de Nacidos para Perder’, gracias a una cadena de fenomenales ‘actos fallidos’ escenificados a lo largo de cuatro años en el poder, los que acaban de coronarse con la designación, como relevo de Creel, del neoliberal y ultraderechista ¡Carlos Abascal! como nuevo Secretario de Gobernación, lo que hace inferir que Josefina Vázquez Mota, la superfavorita, puede ser otro ‘as’ bajo la manga reservada por el ‘think tank’ concentrado en Los Pinos.

Claro que Santiago Creel no se irá con las manos vacías; lo más seguro es que ocupará un escaño en el próximo Senado vía plurinominal, si no es que una mísera diputación federal que él, optimista como es, aceptará de mil amores (“¡peor es nada!”, como dijo el filósofo de Güemes atisbando a Pancho Barrio). Pero de allí a creerse con espolones para disputar y conquistar la Presidencia de la República, existe un abismo verdaderamente insalvable.

El PAN está de malas. Los propios blanquiazules se abocaron a construir, con esmero, su debacle, aunque suene a cuento de Lewis Carroll (“Alice in Wonderland”). Consolidados en el poder por el consenso mayoritario de una ciudadanía harta de la simulación y de actos de poder arbitrarios (“la dictadura perfecta”, según Vargas Llosa), refiriéndonos a las siete décadas gobernadas por el PRI, los blanquiazules dejaron escapar la oportunidad de conservar la ‘joya de la corona’ gobernando a patadas y a contracorriente de la voluntad popular (más del 70% de la población en México, es ‘pueblo’, mientras que la clase media y pequeñoburguesa, de la que provienen los ‘azules’, difícilmente supera el 20%).

Bienvenido Santiago Creel a la ‘realidad’, donde nuevamente se encontrará con viejos “peje-fantasmas” que no descansarán para hacerlo polvo junto con el priísta Roberto Madrazo, que no da crédito a lo que está sucediendo, a pesar de ser un viejo lobo de mar (¿”El PRD, en Los Pinos? ¡Auxilio, esta es una pesadilla, que alguien me despierte!”).





* Presidente de ASEMASS&COMGLOBAL (Asociación Mundial de Semiótica Massmediática y Comunicación Global: www.semioticamassmedia.com) y Director del ISEPOL (Instituto Internacional de Semiótica Política y Comunicación Pública: www.semioticapolitica.com)

Hosting por TuSite