El Porvenir

¡La “doble maldición” de Martita de Fox!

Por Pablo Espinosa Vera*

Monterrey, Nuevo León, 6 de Mayo de 2005

Tras recibir la bendición del nuevo Papa Benedicto XVI, a la Primera Dama le cambió la suerte, para mal. Primero, fue el escándalo provocado por la primicia del libro de Olga Wornat, “Crónicas malditas”, publicada en ‘El Norte’, ‘Reforma’ y ‘Proceso’, donde se exhibe la prepotencia y el enriquecimiento “inexplicable” de los hijos de Marta Sahagún radicados en Celaya, Guanajuato, y después, el anuncio del Presidente por televisión en cadena nacional, reivindicando los derechos políticos del candidato No. 1 en el ‘ranking’ de la sucesión presidencial, Andrés Manuel López Obrador, a quien la propia Marta de Fox daba por ‘muerto’ (en diciembre de 2004, en Guanajuato, en un comentario de sobremesa, profetizó que la competencia por la Presidencia de la República se daría entre el PRI y el PAN, dando como un hecho el ‘keep out!’ de “El Peje”) tras el fallido desafuero que forma parte, ya, de las páginas negras de la historia de la ‘realpolitik’ a la mexicana.

Le falló la profecía a La Señora Marta (Fox dixit) y le falló la puntería en relación al ánimo prevaleciente en Fox (Olga Wornat presupone en su libro, sutilmente, que su cónyuge lo mantiene ‘entoloachado’ y ‘atontado’) quien, en un ‘golpe democrático’, de timón, y tras verse en el espejo mágico de Los Pinos (“Espejito, espejito, ¿quién es el campeón de la democracia en México? ¿Quién? ¿López, qué?”), decidió posicionarse como el ‘Jefe Demócrata No. 1” levantándole el castigo al inefable y carismático Jefe de Gobierno capitalino, lo que significó ir en contra de los consejos de su ‘think tank’ obsesionados con ‘descarrilar’ al tabasqueño (entre los principales ‘consejeros’ del Primer Mandatario destacan Marta de Fox, Carlos Salinas de Gortari, Santiago Creel, el exprocurador Rafael Macedo de la Concha, Manuel Espino, Roberto Madrazo, Elba Esther Gordillo, Jorge G. Castañeda, y Diego Fernández de Cevallos).

El desánimo de la Primera Dama, a quien aún no hay que descartar de la ‘gran jugada’, se profundizó a niveles de depresión tras el escándalo protagonizado por el libro de la argentina Olga Wornat (“Cronicas Malditas”; Editorial Grijalbo Mondadori, 2005), quien exhibe a la Señora Marta como adepta a la santería y hasta a la brujería (blanca y negra) destacando la visita, a Los Pinos de un falso obispo (¿”Monseñor” Felipe Campos?) quien realiza ritos de santería en la mismísima casa presidencial, así como los turbios nexos de la Primera Cónyuge con el expresidente Carlos Salinas de Gortari (¿cerebro del fallido ‘desafuero’?): “….por el poder Marta María Sahagún es capaz de todo: reunirse en secreto con Carlos Salinas en el piso que su inseparable Liliana de Sada tiene en Nueva York, pedirle consejos sobre el gobierno de su marido, establecer acuerdos y cumplir –algunos- al pie de la letra; reunirse con el “innombrable” todas las veces que fueran necesarias y armar estrategias para quitar del juego a Andrés Manuel” (pág. 32).

Las acusaciones contra sus hijos, Manuel Bribiesca Sahagún (de personalidad muy similar a la de“Tony Soprano”, jefe de la mafia en New Jersey, según la serie de HBO) y Jorge Bribiesca, y hasta del exmarido Manuel Bribiesca Godoy, que en un tiempo récord han acumulado poder y fortuna, según Olga Wornat, fue la gota que derramó el vaso provocando que “La Jefa” (título del primer bestseller de la argentina) procediera a demandar a la escritora mientras circulaba la versión de que sus hijos se habían dado a la fuga, lo que fue refutado por un comunicado emitido desde la oficina de la Primera Dama donde se reconoce que el Infonavit de Guanajuato sólo le otorgó ocho créditos a la compañía “Construcciones Prácticas” vinculada con los hijos de Marta de Fox. En este contexto, el director del Infonavit, Victor Manuel Borrás, también negó que los interfectos se hayan enriquecido con créditos de la institución. ¿Y entonces, las encerronas en el hotel “Bellagio” de Las Vegas, o el avión privado con todo y hangar, para viajar a cualquier parte y a cualquier hora, y los aquelarres en los más caros restaurantes y discotecas, y las joyas que ostentan, y los autos de lujo y…..?

Pero Martita aún vela armas, a pesar de la algarabía generada en el cuartel general de López Obrador y en el PRD, quienes ya festinan el arribo del líder del Gobierno capitalino a Los Pinos y hasta ubican posiciones: Manuel Camacho Solis, en la SEP; Alejandro Encinas o Pablo Gómez, en Gobernación; Socorro Díaz en la SEDESOL; Ricardo Monreal o Bernardo Batiz en la PGR; Federico Arreola como vocero de la Presidencia; José Agustín Ortiz Pinchetti en Hacienda; Marcelo Ebrard, en el Gobierno del DF; Porfirio Muñoz Ledo, en Relaciones Exteriores; Leonel Cota Montaño en Economía; Elena Poniatowska en el Conaculta, y hasta Guadalupe Loaeza en la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (¿o no?).

La estrategia de la dolida Primera Dama para acabar, de golpe, con la ‘utopía pejelagartense’, retroalimentada por su marido desde el despacho presidencial, es proseguir construyendo el “arma secreta” en forma de supercoalisión regida por una consigna: “¡Martita, antes que Manuel!”. Este frente de “¡Todos contra Andrés Manuel!” estaría formado, entre otros, por el expresidente Carlos Salinas como estratega en jefe; Elba Esther Gordillo, para incorporar al gremio magisterial priísta a favor de la posmoderna ‘Joanne d’Arc’; Santiago Creel y el Jefe Diego representando, junto con Manuel Espino, a la élite del partido blanquiazul; Jorge G. Castañeda, sumando su 9% de intención de voto a favor de “Super-Marta”, y hasta las fuerzas de la ‘Rosca’ (Rosario Robles-Cuauhtémoc Cárdenas) comandado por la exgobernadora de la Ciudad de México y expresidenta del PRD, partido del cual fue obligada a renunciar por no decir que fue echada a patadas.

En tiempos de posmodernidad política, y tras el surrealista ‘affaire del desafuero’, ya todo es posible, por lo que no hay que descartar a Martita (¿Simplemente Martita?), a quien en últimas fechas le han tundido y quien está ansiosa de desquitarse de todos, incluyendo a su marido quien, fácticamente, tras revindicar a López Obrador, le dio ‘jaque mate’ a su propia cónyuge, que no logra entender ni decodificar esta “doble maldición” que le cayó del cielo, (¿o del infierno?), a pesar de contar con la bendición del representante más alto de Dios en la tierra: Benedicto XVI.





* Presidente de ASEMASS&COMGLOBAL (Asociación Mundial de Semiótica Massmediática y Comunicación Global: www.semioticamassmedia.com) y Director del ISEPOL (Instituto Internacional de Semiótica Política y Comunicación Pública: www.semioticapolitica.com)

Hosting por TuSite