Semiótica del Poder
Junio 16 de 2002
¡El 'espectáculo', a favor de Fox!
 
Por Pablo Espinosa Vera

En Los Pinos han de estar evocando la genial película de Gustavo Alatriste (“México, México, ra-ra-rá”) interpretada por el chispeante Héctor Suárez “El mil usos”. Y es que el sorpresivo triunfo de México sobre Ecuador permeó al país de un sentimiento de nacionalismo a ultranza que será capitalizado por Fox y su ‘supergabinetazo’ (al momento de escribir este texto aún no se escenificaba el último juego de la primera ronda que sería a muerta súbita: Italia vs México vaticinando desde ahora,10 de junio un empate y quizás hasta un triunfo de México por 1-0 considerando el nivel demostrado por Italia ante Croacia, aunque también pudo terminar 3-1 a favor de los ‘azzurras’ si los mexicanos se ‘apanicaron’, como sucedió en los primeros y últimos15 minutos ante Ecuador).

El fútbol como ideología opera a las mil maravillas, y más tratándose de un Mundial donde México ha logrado lo impredecible: ganar sus primeros dos partidos. Pero, además, como espectáculo, el fútbol se posiciona del imaginario social y simbólico logrando que todos los asuntos del mundo o del país pasen a último término incluyendo al  frívolo mundo de la política en su dimensión de ‘mass culture’, que es donde cobra una dimensión atractiva y de ‘suspense’ circense (la política mexicana, en su dimensión inteligente, brilla por su ausencia).

Además de estar generándose el ‘milagro’ de que los mexicanos estén haciendo un digno papel en Japón-Corea beneficiando a la élite en el poder en su estrategia de ganar tiempo y de no tener que preocuparse en echar a funcionar su ‘máquinita productora de sentido’ (o de ‘acontecimientos’ como diría Eliseo Verón), Fox mantiene en su agenda otro performance simbólico de niveles gigantescos: la visita de Juan Pablo II  a México para santificar al indio Juan Diego y a los mártires de Oaxaca.

Al hablar de los ‘martires de Oaxaca’ no nos referimos a los 26 campesinos masacrados el pasado 31 de mayo en el paraje de Agua Fría, en Oaxaca, oriundos de la comunidad de Santiago Xochiltepec pertenecientes, a su vez, al municipio de Santiago Textitlán (les había sido otorgado por la Semarnart el permiso de explotación forestal –75 hectáreas de pino y encino en el Cerro de la Tabla y la Cima del Banco- y habían ganado una resolución agraria en tribunales, lo que desató odios y pasiones con sus vecinos con quienes mantenían pleitos ancestrales); las inocentes víctimas venían de trabajar en el aserradero La Cofradía y se presupone que los asesinos, posibles miembros de la organización ‘Zanyuzentex’  denunciados antes de la matanza de sus intenciones por ‘Pueblos Unidos de la Sierra Sur’ -lanzaron un llamado de alerta pero nadie les hizo caso-, pertenecen a la comunidad  de Las Huertas –ya fueron detenidos 17 sospechosos- del municipio de Santo Domingo Teojomulco cuyos habitantes, indignados  por las detenciones,  han iniciado plantones frente a Palacio de Gobierno y han emprendido huelgas de hambre así como una marcha  a la Ciudad de México para protestar ante los Pinos, ante la SRA comandada por María Teresa Herrera Tello y ante la Semarnart a cargo de Victor Lichtinger, las dos dependencias involucradas  en el affaire y que se pasan la ‘papa caliente’.

Con referencia a los sangrientos hechos Carlos Welti, investigador del IIS-Instituto de Investigaciones Sociales- de la UNAM comentó que el genocidio pudo haberse evitado tras señalar que la Secretaría de Gobernación, desde los tiempos de Francisco Labastida, lo tenía detectado como ‘foco rojo’ y punto de posible conflicto por la extrema pobreza existente así como por las disputas agrarias –conflictos por la tenencia de la tierra- y por el control y explotación de los recursos naturales tras desarrollar un programa de estudios estratégicos para la  seguridad nacional con el apoyo de expertos académicos; el propio Gobierno federal tiene documentados más de 22,296 conflictos por la tenencia de la tierra, la miseria extrema, la dispersión de la población y la explotación de los recursos –tala ilegal, en primer plano- destacando ‘focos rojos’ en 36 municipios, algunos considerados de ‘alto riesgo’ –zonas de ‘alta tensión’- de diez Estados al borde de la violencia y de la ingobernabilidad caracterizados por la penetración del narcotráfico y la criminalidad imperante.

La santificación de Juan Diego, ¿exorcisará a los fantasmas de la violencia?

Para el Presidente Fox, el problema de la pobreza y de la miseria (pobreza extrema) forman parte del ‘Anecdotario Nacional’ confiando en acabar con dicho lastre tras la irrupción del primer ‘santo indio’ al que podrán apiadarse los indígenas (igual que los señores del poder  que le rinden culto y le piden milagros a San Tomás Moro, patrono de los políticos santificado por el Papa Juan Pablo II  y a quien se le rindió tributo en la Basílica de Guadalupe el pasado 22 de junio) sin menospreciar el posmoderno Programa Nacional de Desarrollo Social titulado eufemísticamente “Superación de la pobreza: una tarea contigo” (‘Oportunidades’) presentado el 6 de diciembre de 2001 por Josefina Vázquez Mota en presencia del Presidente Fox donde el aguafiestas fue Germán Dehesa como representante de la sociedad al hablar de la pobreza y enfatizar la “...pobreza de ánimo de un Ejecutivo que no ejecuta, que no castiga a quienes nos han robado nuestros bosques, a quienes nos han depredado, a quienes nos han ensuciado nuestro suelo, nuestro cielo y nuestra alma”. Al final Fox le negó el saludo y lo evadió olímpicamente.

Regresando al tema de la justicia a los ‘indios de México’, tan implorada por Fernando Benitez y por el Subcomandante Marcos (además un centenar de prominentes sujetos de la enunciación que desbordarían este texto), los que se matan por lo mínimo como sucedió en Agua Fría y como sucederá en infinidad de parajes más (en Huécato, municipio de Chilchota en Michoacán, hubo un enfrentamiento que dejó como saldo cinco muertos: dos indígenas y tres soldados, más dos indios asesinados dos días después), el Presidente y sus allegados, a excepción de la pragmática y escéptica Xóchitl Gálvez esperan, con ansias, el arribo simbólico de “San Juan Dieguito” a los altares de México vía el Papa Juan Pablo II quien, a pesar de su crítica y deteriorada condición física y de los sufrimientos colaterales insiste en su tarea pastoral y en su propio determinismo de redención bajo la idea de que Cristo “no se bajó de la cruz”.

Mientras, las investigaciones y las pesquisas de lo sucedido en Agua Fría seguramente correrán la misma suerte –la de la impunidad y el olvido- de matanzas similares de indígenas en Aguas Blancas, en Acteal, en El Bosque, en El Charco, por sólo citar las más publicitadas. “¡Total, son indios!”, como diría peyorativamente el general Custer quien acuñó la famosa frase de que “el mejor indio es el indio muerto”.

Y mientras, defensa a ultranza del “Gabinetazo” ISO 9000

Espectáculo futbolero más creación de nuevos santitos. ¿Qué más podría implorar la clase en el poder asfixiada por el “Foxgate” y por los pesimistas escenarios del 2003 en donde solo un milagro logrará que el PAN obtenga la mayoría en el Congreso?. Pero el ‘show politics’ debe continuar y mientras  Fox insiste en que su Gabinete funciona como un ‘rólex’ y en que no habrá cambios al corto plazo los miembros del equipo se dan hasta con la cubeta  y para muestra hay más de un botón empezando por el  histórico pleitazo de  Alejandro Gertz Manero contra Rafael Macedo de la Concha y el no menos sangriento de Jorge G. Castañeda contra Santiago Creel así como el del propio Canciller al enfrentar a Luis ErnestoDerbez por el asunto del APEC sin incluir la bronca, no trascendida, entre José Sarukhán vs. Reyes Tamez Guerra a quien intentó desbancar, y la de ¡otra vez! Jorge “Buscapleitos  Castañeda contra su ‘amigo del alma’ Adolfo Aguilar Zínzer..

En esta lucha de relevos australianos ahora les tocó el turno de subir al encordado a los famosísimos “The Pancho’s” –Francisco Gil Díaz versus Francisco Barrio Terrazas teniendo como réferi a Santiago “El Tirantes” Creel-  además de la discreta María Teresa Herrera Tello quien acaba de retar, por lo del arbitrario permiso forestal otorgado a los feroces indígenas oaxaqueños, a Victor Lichtinger quien se encuentra a un paso del abismo ante el irresoluble problema del agua que hay que entregar, ¡ya, ya, ya!, a los poderosos vecinos del país del Norte (¿y por qué no les envía, en calidad de préstamo y como muestra de buena voluntad, al infalible dios de la lluvia Tláloc quien les regalaría, caídos del cielo, millones de metros cúbicos del inapreciable líquido?).

En síntesis: el país está inmerso en el caos o en la catástrofe discontinua y permanente, como diría René Thom. El ‘Gabinetado ISO 9000’ está fracturado y opera como una pieza de música dodecafónica (Schonberg, Webern, Berg) aunque sin el background innovador y creativo de estas geniales composiciones regidas por lo aleatorio y por lo imprevisible (la ópera ‘Wozzeck’ de Berg). El propio Fox es consciente de este ‘descontrol estructural’ el cual, según parece, nunca podrá corregir. Pero no importa. Lo verdaderamente significativo es seguir ganando tiempo, así, hasta el 2006. Y en este contexto el fútbol y la ‘Semiótica de las Pasiones’ provocada por el fenómeno Juan Diego representan verdaderas ‘perlas’ que hay que cultivar con esmero.

¿Pero, qué pasará después de dichos acontecimientos simbólicos, míticos y rituales?. ¿Qué nuevos escenarios y que ‘puestas en escena’ están planeando desde Los Pinos? Aparte del 2º. Informe (más liturgia oficialista e ideológica  plagada de mentiras) y de los próximos viajes del Presidente, ¿qué se cocina en la residencia presidencial?. Aunque falta saber el final de la telenovela del “Foxgate”. ¿Renunciará el Presidente y se pondrá en manos de los jueces? ¡Esa sí sería “guerrilla semiótica” in progress! Y Fox, con sus afanes protagonistas, es capaz de todo. Aunque si renuncia...viene el temible Diego Fernández de Cevallos. Y la tragicomedia volvería a empezar.

artículo siguiente >
Hosting por TuSite