Semiótica del Poder
Julio 7 de 2002
2000-2002 ¡Gobierno fantasmático!
 
Por Pablo Espinosa Vera

El pasado 2 de julio, fecha en que voló del país rumbo a Sudamérica para evitar la implacable ‘rendición de cuentas’ (el pretexto ideal: acudir a la Cumbre del Mercosur y dialogar con los mandatarios de países de economías quebrantadas como Brasil y Argentina además de Uruguay, el otro socio del Mercosur), el Presidente Fox cumplió dos años al frente de un evocativo y retórico ‘Gobierno Fantasma’ que se niega a aterrizar  y a concretizarse. A 24 meses de haber triunfado en las urnas, el Jefe de la Nación elude enfrentar, con realismo y veridicidad, los principales referentes que mantienen al país virtualmente estancado y en ‘suspense’,  como lo destacó el periódico The Washington Post en su edición del pasado 23 de junio.

A Fox le falló el fútbol tras la debacle de la Selección Mexicana frente al enemigo por antonomasia: los Estados Unidos, al margen del impecable triunfo de Brasil sobre Alemania en la gran final (lo que era predecible ante la baja del “Ronaldo” germano: Michael Ballack y ante el propio ‘revival’ del astro brasileño que se hizo del ‘botín de oro’ con ocho goles acumulados además de empatar la marca del Rey Pelé). Y está a punto de fallarle la neobarroca ‘puesta en escena’ protagonizada por el Papa Juan Pablo II en el evento de canonización del indio Juan Diego el próximo 31 de julio en la logósfera de la Basílica de Guadalupe ante la ruidosa cancelación de la visita del Santo Padre a Los Pinos donde la pareja presidencial, quien vive en virtual ‘pecado mortal’ ante los cánones de la Iglesia católica,  esperaban servirse con la ‘cuchara grande’.

Furioso, el Presidente hizo ‘katharsis’ (sic) y le dio salida a sus frustradas emociones  en el marco de la ‘V Cumbre de Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla’ que se realizaba en Mérida Yucatán (¿el ‘Plan Puebla Panamá’, primer súpercasino camuflageado?) al agredir a un grupo de 5 diputados federales, 12 diputados locales y 8 regidores del PRI quienes, al abordar en actitud cándida e ingenua al Presidente en las afueras del hotel Fiesta Americana para entregarle un documento vía el coordinador de la bancada tricolor en el Estado Cleominio Zoreda, le comentaron: “...Señor, queremos pedirle su ayuda, su intervención para que vayamos resolviendo...aquí le explicamos algunos, pocos avances que hemos visto en algunas áreas”. Acto seguido, y de manera más que abrupta y autoritaria el Primer Mandatario los interpeló: “¿De qué partido son?”; “Del PRI, Señor”; “Qué raro...”; “No, Señor, es una preocupación real”; “Qué raro que ahora sí se preocupen por el País”. Tras separarse del grupo se escucharon epítetos que le lanzaron los agraviados priístas allí reunidos destacando las voces femeninas que no dejaron de increparlo: “¡Vendepatrias, ratero, mentiroso, transa!”.

Ánte el folklórico performance inspirado en la lingüística pragmática, el líder de los tricolores Roberto Madrazo expresó que el Jefe de la Nación se estaba conduciendo como líder político del PAN antes que como Mandatario de todos los mexicanos: “...lo que deseamos es un Presidente que pueda dar respuestas favorables al país, que pueda tener tolerancia para que a través del diálogo se encuentren las principales soluciones  a los problemas de México” mientras que Carlos Jiménez Macías, vocero del CEN priísta enfatizó: “...no hay en el Presidente la madurez para asumir que este país está asumiendo una transición” tras interpretar el rechazó brutal a los agraviados: “...parece un preocupante acto de intolerancia, porque lo que hacían estos priístas fue hacer uso de su libertad”.

El oportunista discurso del PAN, acorde a las circunstancias

En esta escaramuza de epítetos y acusaciones los panistas no podían mantenerse al margen y en una defensa a su jefe el líder blanquiazul sacó a relucir una de las viejas tesis del PAN y del régimen: la potencial conspiración del ‘áncien régime’ por restaurar el viejo orden autoritario acusando a fuerzas e intereses sectarios de intentar desacreditar a toda costa al gobierno foxista. En el evento de inauguración del Consejo Nacional panista Luis Felipe Bravo Mena  enfatizó: “...hay que vencer con paciencia y determinación los obstáculos que colocan la irresponsabilidad, la demagogia y el revanchismo, tan burdo e irracional de algunos políticos”.

Por supuesto, el jerarca albiazul no tocó, ni por un ápice, el tema de los ‘negocios sucios’ en que está envuelto el coordinador de la fracción panista en el Senado Diego Fernández de Cevallos quien a través de su despacho de abogados acaba de ganar ante la Corte un litigio contra la Secretaría de la Reforma Agraria que obliga a ésta a pagar una indemnización, por la expropiación de terrenos afectados hace varios años a un prominente político enriquecido en el régimen de Miguel Alemán, de más de $1,200 millones de pesos, lo que resulta descabellado. Ante el affaire legaloide varios legisladores acusaron al tenebroso ‘Jefe’ Diego de inmoralidad y de tráfico de influencias por aprovechar su posición en el Senado y el acceso a información privilegiada, para utilizarla en beneficio de su bufete jurídico donde está asociado con el exprocurador Antonio Lozano Gracia (el propio coordinador de los diputados del PAN, Felipe Calderón, cuestionó la doble posición de su colega en el Congreso: “...no me parece adecuado que haya un ejercicio de un litigio profesional contra el Estado, cuando a la vez se es representante del Estado en alguno de los Poderes”; en forma contradictoria, el senador priísta Fidel Herrera Beltrán se colocó del lado del inefable Diego Fernández al referirse a la campaña de “acorralamiento”  emprendido contra el Poder Legislativo –hizo mención de los casos de Beatriz Paredes y del propio Diego Fernández- destacando la legalidad del coordinador panista al ejercer, simultáneamente, sus funciones de legislador y de abogado litigante remitiéndose a la Ley de Profesiones y a la propia Constitución).

Aparte de la intentona panista por justificar el gobierno fallido de Fox en sus dos primeros años, los blanquiazules aprovecharon el marco de su Consejo Nacional para definir políticas y estrategias electorales enfocadas a ganar la mayoría en la Cámara de Diputados en las elecciones del 2003 sobresaliendo la propuesta de hacer sinergia y capitalizar la estructura ciudadana edificada por la red “Amigos de Fox” –se eludió mencionar directamente dicha razón social ante el escándalo del “Foxgate” aún en el centro del huracán- para consolidar el triunfo (se aprovecharían los padrones de organizaciones civiles, las que aglutinan a más de cinco millones de ciudadanos, que apuntalaron la victoria de Fox en los comicios del 2000). En este contexto Francisco Macosay, dirigente del PAN en Tabasco, interpretó el sentir del líder nacional panista acerca de recuperar el ímpetu de los ciudadanos movilizados en el 2000 subrayando la estrategia a seguir: “...se tienen los padrones de todas las organizaciones; seguimos teniendo el vínculo directo o indirecto con cada una de ellas, y sabemos que son hasta cinco millones en todo el país”, advirtiendo que parte de la estrategia radicaría en fortalecer al PAN invitando a los simpatizadores o adherentes a afiliarse formalmente al partido blanquiazul. Por supuesto, Luis Felipe Bravo Mena ya había hecho mención de que “Amigos de Fox”, como tal, era una organización ya desaparecida para deslindar al PAN de complicidades sospechosas pero, ¿quién se lo cree?.

A río revuelto, se contagia el IFE del ‘juego sucio’

Mientras el Presidente Fox y sus “ideólogos” panistas intentan levantar cortinas de humo ante la pobreza de resultados tras dos años de haber echado al PRI de Los Pinos (sic), el IFE consigna signos de contagio del ‘juego sucio’ en boga, como lo ilustran sus afanes por empatar las pruebas del “Foxgate” con las del “Pemexgate” que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) se niega a proporcionar (Jonathan Davies, Presidente de la CNBV definió la posición del organismo a su cargo tras declarar que dichas pruebas –limitadas a las del “Foxgate como lo aclararon ante el TEPJF”- las entregarían en partes y tomándose el tiempo que se requiriera en abierto desafío a lo dictaminado por el propio TEPJF).

Ahora, el IFE, ya impugnado por algunos de sus propios Consejeros por su extraño manejo interno, retorna al centro del escándalo tras acreditar a dos nuevos partidos políticos (el Partido Liberal Progresista, de Salvador Ordaz Montes de Oca ligado con la masonería, y el partido de centro-izquierda ‘México Posible’ de Patricia Mercado y Sergio Aguayo) excluyendo a Socialdemocracia ‘Partido de la Rosa’ fundado por Gilberto Rincón Gallardo y Ricardo Raphael. Dicha exclusión, injustificada a todas luces, parte de un gazapo semántico en sus documentos básicos, como lo señaló Ricardo Raphael: el haber presentado los “Estatutos” bajo el concepto “Tesis Estatuarias”, hecho que propició que cinco de los Consejeros votaran en contra del registro incluyendo, en dicha decisión, que el partido estuviese ‘balcanizado’ en lo interno provocando una interrogante de parte de Rincón Gallardo: “¿De cuándo acá, es la pregunta,  en la democracia el voto indiferenciado implica divisiones de las instituciones?. Después de saber que había tres votos en contra con un exceso de formulismo, que exhibe la existencia de presiones, salieron cinco votos en contra”.

El líder del ‘Partido de la Rosa’, tras señalar en conferencia de prensa que “...ya estamos acostumbrados a luchar contra las injusticias y estamos esperando que el miércoles (3 de julio) se reaccione frente al derecho, frente al respeto al Estado de derecho que debe privar en este país”, advirtió de la defensa en puerta: “...le hemos solicitado al doctor (Jorge) Carpizo que él encabece nuestra defensa y él ha aceptado esta defensa ante el tribunal si se produce una decisión injusta y violatoria del derecho”. Coincidiendo con lo manifestado por Rincón Gallardo, los líderes de otros partidos reprobados como ‘Fuerza Ciudadana’ de Jorge Alcocer y  ‘Campesino y Popular’ de Max Agustín Correa y Margarito Montes se alistan para iniciar la lucha contra las extrañas resoluciones del IFE que los dejaron fuera. No cabe duda, en todos lados se cuecen habas...no solo en Los Pinos.

artículo siguiente >
Hosting por TuSite