Semiótica del Poder
Julio 14 de 2002
El 'traje discursivo' del Emperador
 
Por Pablo Espinosa Vera

A 18 días de la ceremonia de canonización de Juan Diego por el Papa Juan Pablo II en la logósfera mariana de la Basílica de Guadalupe a la que asistirá Fox en calidad de simple ciudadano, el Presidente y su ‘team asleep’ intentan, desesperadamente, inventar realidades y acontecimientos que coadyuven a distraer a la alertada ciudadanía, la misma que acaba de otorgarle un nuevo triunfo al PRI en Nayarit (mayoría aplastante de alcaldías y de curules en el Congreso local) y quien presionó para que el TEE de Chihuahua anulara las pasadas elecciones extraordinarias de Cd. Juárez donde se le había reconocido el triunfo al  Candidato del PAN (Jesús Alfredo Delgado Muñoz) para hacerle saber a Fox de su franca impaciencia por los ‘cambios’ prometidos y no cumplidos (el mensaje subyacente es: “¡Ya sabes lo que te espera en el 2003! ¡Estamos hartos de mentiras y de promesas color.de.rosa! ¡Basta de mascaradas y de hipocresías!”).

Por si fuera poco el escenario se le complica a la élite en el poder tras la sospechosa conducta del arquitecto del “Foxgate” Lino Korrodi quien, para frenar las investigaciones y pesquisas del IFE en torno a la revisión de sus cuentas bancarias y de documentos remitidos por la CNBV al IFE en torno a los fondos de procedencia extranjera utilizados en la campaña de Fox violentando lo plasmado en el Artículo 49 del Cofipe, promovió un juicio de Amparo ante la Juez 1º. de Distrito en Materia Administrativa María del Rosario Ruiz Rodríguez quien otorgó la suspensión provisional mientras decide si procede el mismo lo que le puede llevar hasta un año. Carlota Robinson, cómplice de Korrodi y ligada con “Amigos de Fox no corrió con la misma suerte al negársele dicho juicio de Amparo promovido ante la Juez 7º. de Distrito Luz María Díaz Barriga de Silva por “fallas e inconsistencias” en la demanda 962/2002, misma que deberá corregir aunque difícilmente la indiciada, a quien se pescó con las ‘manos en la masa’, se saldrá con la suya (recibir depósitos y contratar spots en TV-Azteca para la campaña de Fox además de triangular fondos con empresas de Korrodi como Alta Tecnología en Impresos).

EL incendio del “Foxgate” amenaza con llegar a Los Pinos para desmitificar, aún más, el aura mágica de que se revistió al “Mago de Fox” ideándose salidas distraccionales al affaire como lo es el echarle ‘gasolina’ al “Pemexgate” (todos los días salen nuevas pruebas como la del ‘testigo protegido’ de la PGRque entregó $151 millones de pesos en efectivo para la campaña de Labastida, mismos que reconoció haber  retirado de Banorte para entregarlos  directamente a Jorge Cárdenas, entonces Secretario de Finanzas del CEN del PRI presidido por Dulce María Sauri) además del ‘juicio’ circense contra el expresidente Luis Echeverría, quien fue citado el 2 de julio por la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado a cargo de Ignacio Carrillo Prieto para hablar sobre el 68 quedando de darle respuesta a 186 cuestionamientos en 30 días (en una segunda comparecencia  realizada el 9 de julio tocó el tema del “Halconazo” saliéndose por la tangente y pidiendo ‘time’ para contestar a los requerimientos) . En este tenor de ‘comedias equivocadas’ la misma Fiscalía misma también citó para el 16 de julio al exregente capitalino Alfonso Martínez Domínguez inculpado por Echeverría, junto con el entonces jefe policíaco Rogelio Flores Curiel y el exprocurador Julio Sánchez Vargas, como culpables de la matanza del ‘Jueves de Corpus’ (el expresidente utilizó dicho argumento para desquitarse y destituir de su cargo a Martínez Domínguez quien, durante su campaña para la Presidencia y tras su comparecencia en la Universidad Nicolaíta de Michoacán, donde fácticamente culpó de la masacre del 68 a Gustavo Díaz Ordaz y al Ejercito al guardar un minuto de silencio por los muertos en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, fue abandonado por el PRI y por el Estado Mayor Presidencial y estuvo en un ‘tris’ de que Díaz Ordaz lo sustituyera como candidato por el entonces Secretario de la Presidencia Emilio Martínez Manatou). Ahora, para hacer más atractivo este performance massmediático de alto nivel distraccional (casi similar al ‘Big Brother VIP’) hasta el Gobierno de Bélgica perseguirá a Echeverría acusado  de crímenes de lesa humanidad (su intervención en el genocidio del 68 más la matanza perpetrada por “Los Halcones” el 10 de junio de 1971), como lo hizo contra megacriminales de la talla de Ariel Sharon, Augusto Pinochett y Sadam Hussein, con base a la petición que realizará ante dicho gobierno la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos.

Para Fox, el México actual, el mejor de los ‘mundos posibles’

¿Se le agotará a Fox la máquinita ‘productora de sentido’ e ‘inventora de acontecimientos de distracción nacional’?. Parece improbable, y eso lo sabe el inquilino de Los Pinos quien, escudándose en una sofisticada ‘Semiótica del Simulacro’ y en una ‘Semiopragmática Foxiana’ (se asume como ‘Supercampeón de Todos los Sujetos de la Enunciación’ amparado en una Hermenéutica infalible y en un apantallador sistema escenográfico) intenta nadar de a muertito hasta el lejano 2006. Así, los dobles discursos que forman parte de la ‘creación de realidades-otras’ se siguen produciendo y filtrando a alta velocidad vía la megamáquina mediática como lo demuestra lo manifestado en la “Plaza México” de Buenos Aires en su pasado viaje a Sudamérica: “...las cosas van muy bien, van muy bien en México, gozamos de una gran estabilidad económica, de mejores tasas de interés, de un mejor nivel de inflación en toda la historia y tenemos las reservas más altas que nunca jamás habíamos tenido, y los flujos de inversión extranjera se encuentran en los niveles acostumbrados y por encima de ellos...hoy hay libertad plena de hablar, de proponer, de criticar y ese es el mejor signo del cambio en México”. ¿El mejor de los ‘mundos posibles’, como lo visualizaba irónicamente el genial Abel Quesada?.

Ostentando esa ‘Weltanschauung’ iluminista (Manhein-Hegel), para el Presidente todo va bien. A 24 meses de gobernar, “el cambio en México ya nadie lo para”, como rezan los spots televisivos y como lo destacó un desplegado publicado, el 2 de julio, a plana completa en los principales diarios nacionales por instrucciones de la Dirección de Comunicación Social de la Presidencia. En el mismo tenor, y en un artículo firmado por Fox (¿redactado por Jorge G. Castañeda y por Santiago Creel?) y reproducido en la revista ‘Cambio’ (sic) de Ramón Alberto Garza, flamante VP de El Universal, Fox no tiene inhibiciones para apropiarse de la retórica, de la poética y de la estilística en su forma más burda  -entimemática, como diría Aristóteles- al escribir sin sonrojarse un texto que haría palidecer al mismísimo Amado Nervo: “Al conmemorar el segundo aniversario del 2 de julio de 2000, recordamos uno de los acontecimientos recientes de mayor importancia para el país: el triunfo de la democracia (que)  es el triunfo de la sociedad; el triunfo de su deseo de acceder a un país verdaderamente dueño de su futuro, un país abierto al mundo, a la renovación, a su nueva pluralidad. Su significado nos remite a nuevas nociones de libertad, justicia, equidad y respeto. Su trascendencia nos remite a un lugar especial dentro del capítulo más fecundo de nuestra historia; al más generoso e integrador: el capítulo que dedicamos a la democracia. Con la alternancia en el Gobierno de la República, nuestro país ya es otro en muchos sentidos. El 2 de julio de 2000 nos identifica, como nación, con el ejercicio pleno de los principios democráticos”  (‘Cambio’, No. 56, 30 Jun-6 Jul 02).

Así, a golpe de metáforas luminiscentes y de enunciados fundamentalistas  (“A Dios rogando y con el mazo dando”) y utilizando hasta el hartazgo conceptos de alta carga simbólica y connotativa como ‘democracia’, ‘libertad’, ‘justicia social’, ‘legalidad’, ‘transparencia’, ‘gobernabilidad’, ‘transición’, ‘desarrollo nacional’, el jefe de la Nación intenta posicionar en el inconsciente colectivo la imagen virtual y optimista del ‘Cambio’ que, desde su muy personal visión ya es una realidad que ‘nadie puede parar’. Pero el realismo crítico (Kafka, Musil) nos remite a todo lo contrario como lo develó The Washington Post en su edición del pasado 23 de junio de 2002 al revelar el “franco estancamiento” del gobierno foxista y a una “administración paralizada y conflictiva” destacando en tono escéptico: “...habiendo perdido el impulso inicial de su celebrada victoria, Fox enfrenta ahora por lo menos otro año de estancamiento, debido a un clima político cada vez más agrio, de cara a las elecciones legislativas del 2003...a dos años de su elección, Fox preside una administración paralizada y discordante que ha fracasado en cumplir la cascada de promesas sobre un México más rico, seguro, mejor educado, y menos corrupto”. Y lo dice uno de los diarios del establishment norteamericano.

Los ecos de “Ella” en voz de un enemigo de amores

Pero no sólo el rotativo Made in USA se lanzó de lleno y en plan de aguafiestas al proceso de desmitificación del ‘milagro foxiano’. Desde Guanajuato, y casi instalado en el “rincón de una cantina”, como diría José Alfredo Jiménez, el derrotado enemigo de amores de Fox , Manuel Bibriesca Godoy (Fox le “arrebató” a su cónyuge Martha Sahagún tras 27 años de vida matrimonial) y quien enfrenta un proceso de expulsión de las filas del PAN (va a renunciar a su militancia de 30 años antes de que lo ‘crucifiquen’ por hablar mal de su adversario sentimental) se lanzó de llenó contra el gobierno presidido por el también guanajuatense de la hebilla y de las botas: “...a Vicente Fox le falta valor, carácter para realizar los cambios profundos, trascendentales que estamos esperando los mexicanos...lo único que ha cambiado en Vicente Fox es su estado civil, por lo demás, le falta mucho carácter...si hubiera cumplido con sus compromisos de campaña en estos 18 meses de gobierno y a dos años de haber ganado las elecciones presidenciales, entonces yo no comentaría nada, pero es triste observar que la gente está lastimada y se siente engañada” (aquí, “los mariachis callaron” mientras el ofendido exmarido brindaba por “ella”).

En fin, Fox y su equipo están autoconvencidos de que todo marcha bien (‘sindrome del Gattopardismo’) que las impugnaciones provenientes de ardidos del ‘círculo rojo’ no les quitarán el sueño y que finalmente, los significados hipercodificados que conforman la ‘Hermenéutica Foxiana’ son los únicos que están dotados de sentido en la ‘Era Fox’. Y si el discurso oficial asegura, ilocutivamente, que todo marcha a las mil maravillas, es que así es. Una nueva versión discursiva de “El traje del Emperador”. ¿O no?.

artículo siguiente >
Hosting por TuSite