Semiótica del Poder
Julio 21 de 2002
¡Atenco en los 'cómic books' de Fox!
 
Por Pablo Espinosa Vera

A menos de dos meses de rendir cuentas a la Nación vía el 2º. Informe de Gobierno (¿?) al Presidente Fox le estalló en la cara el ‘motín globalifólico’ encabezado por los ejidatarios de San Salvador Atenco –poblado ubicado entre Texcoco y Chiconcuac-, en abierta rebelión contra el proyecto del Aeropuerto Internacional Metropolitano a edificarse en esa zona con una inversión estimada en más de US$300,000 millones tras habérseles expropiado sus tierras vía un decreto publicado el 22 de octubre de 2001-5,391 hectáreas- ofreciéndoles una miserable y risible cantidad por las mismas: $72,000 por hectárea de temporal y $250,000 por las de riego; en síntesis,  $7.25 pesos por metro cuadrado (hasta el momento de escribir estas líneas ignoramos si los más de 300 elementos del Ejercito y los 2000 miembros de la PFP y de la policía mexiquense tomaron por asalto el pueblo de Atenco, convertido en una verdadera fortaleza, a pesar de haber sido liberados los casi 15 rehenes retenidos simbólicamente por los ‘inconformes’, como gustaba llamarles el expresidente Zedillo a los miembros del EZLN).

Y no dudamos de un asalto a dicho poblado donde, seguramente, correrán ríos de sangre considerando la feroz y depredatoria política neoliberal en boga y la cerrazón de los funcionarios foxistas (Santiago Creel amenazó con aplicar “mano firme” en la aplicación de la ley mientras enviaban al Ejercito y a la PFP a la zona del conflicto, aunque después se ‘ablandó’ y ofreció renegociar con los ‘rebeldes’ aumentando el precio de los terrenos afectados y ofreciéndoles incluirlos laboralmente en el proyecto así como permutar la tierra a quienes así lo deseen: “...hay suficiente tierra”; por su parte el Presidente  Fox sólo se limitó a exhortar a los ‘revoltosos’, en tono retórico y hueco “...a que avancemos por la vía del diálogo, en la vía de la negociación, para sacar adelante ese proyecto”) así como la actitud de los atenquenses dispuestos a librar una lucha  a muerte hasta el fin, lo que  provocó que hasta el impasible y xenófobo ‘Jefe’ Diego Cervantes de Cevallos se conmoviera del desigual combate librado por los ejidatarios tras impugnar las migajas que les ofrece el gobierno federal para edificar la monstruosa megacentral aérea: “...lo cierto es que se les debe pagar caro, porque son predios que deben valer y naturalmente no se les puede dar una indemnización humillante, abusando de que no tienen a buenos abogados (el penalista Ignacio Burgoa Orihuela renunció a la defensa de los mismos al estallar la violencia de acuerdo con su “ética profesional”) y que sólo tienen enfrente rijosos, alborotadores y luchadores sociales” (el PRD, en pleno, retomó públicamente la causa de los atenquenses  comprometiéndose a apoyarlos).

Acto seguido, el controvertido Senador panista, a quien se le acusa de ‘tráfico de influencias’  por ser abogado litigante y ocupar una alta posición dentro del Congreso (ganó un juicio que obliga a la SRA a pagar $1,400 millones de pesos, por la expropiación de terrenos, a los herederos de un colaborador de Miguel Alemán que se enriqueció traficando con tierras en el sur de la Capital) se ofreció a asesorar a los ‘rebeldes’, lo que resulta insólito para un ‘superabogadazo millonario’ ubicado en la derecha extrema y que lo puede todo (así lo ubicó Andrés Manuel López Obrador) enfatizando: “...si a mí me piden algo, les asesoro con toda mi fuerza de abogado”, sin dejar de agregar en tono florido: “...estoy para apoyarles como abogado, porque no estudié para grillo, para simulador, para baquetón, para sinverguenza”. ¿Le tomarán la palabra los dolidos atenquenses corriendo el riesgo de meterse ‘en la boca del lobo’?. Aunque a estas alturas, ¿qué pueden perder que no esté perdido?. (Pedro Cerisola y Weber, titular de Comunicaciones y Transportes y autor intelectual del ‘desalojo’comentó, enfático y prepotente: “...el proyecto está decidido en Texcoco” rechazando la posibilidad de una retracción por parte del Gobierno federal de cambiar de sede a la vez que condenaba la actitud de los afectados: “...sólo puedo decir una cosa: no tienen vergüenza”. ¿?).

David Pájaro invita a Fox a dialogar “...montando un cuaco”

Entrevistado por Ricardo Rocha para ‘Fórmula Detrás de la Noticia’ David Pájaro, uno de los principales líderes del movimiento junto con Ignacio del Valle –quien olvidó liberar a los rehenes-, José Adán Espinoza y América del Valle comentó, en tono eufemístico, que invitaba al Presidente Fox  “...a montar un cuaco. Se lo presto, tengo uno blanquito, una palomita y la mía es la Cherokee, es andaluza...y juntos a caballo con toda la banda atrás que empecemos a platicar de hombre a hombre. Primero de campesino a campesino y después de estadista a inconforme y que nos diga qué onda, de qué se trata”.

Tras señalar que las botas de Fox lucen impecables (“...las mías están peladas por andar entre las piedras”) reiteró en la urgencia del diálogo “...porque no es nuestra intención violentar la estabilidad y la paz de esta región” para lanzarse a fondo dirigiéndose, a través de la pantalla, al jefe de la Nación: “...yo voté por usted, aunque no soy panista porque creí que iba a haber cambios, pero si los cambios son llevarnos de la paz a la desestabilización me equivoqué y ni modo. De todos modos sigo luchando para que esta parte del Estado de México tenga atención y específicamente las 5,386 hectáreas que usted quiere en contubernio con no sé que intereses para que ahí se construya el aeropuerto, no se las vamos a dejar porque es legítimamente nuestro derecho”.

Brutal choque de dos discursos en un contexto de realpolitik

El ‘frente de guerra’ en que se ha convertido la región de San Salvador Atenco en el Estado de México (el gobernador Arturo Montiel, como ‘Poncio Pilatos’, fácticamente se lavó las manos ante el ‘affaire’ provocado por una decisión del gobierno federal no sin antes dejar en libertad a los ocho líderes confinados en la cárcel de Chiconautla y en el Penal Molino de Flores de Texcoco, además de que los propios atenqueses lo descalificaron como interlocutor tras proponer a sus propios mediadores: Rosario Ibarra de Piedra, líder del grupo ‘Eureka’, general José Francisco Gallardo –recién excarcelado de la prisión militar- y al Obispo emérito de San Cristóbal de las Casas Samuel Ruíz además de una comisión plural de representantes del Congreso de la Unión) exhibe, a la vez, el choque brutal entre dos discursos donde se debate la realidad y el destino de los mexicanos: por una parte, el agresivo discurso esgrimido por la élite neocapitalista y de derecha comandada por Fox & Co., entreguista y sumisa ante los intereses de los Estados Unidos y del capital transnacional (su teleología: ofrecer los recursos de ‘Mexico, Inc.’  en una virtual ‘venta de garage’ incluyendo recursos naturales y recursos humanos; léase, ‘esclavos del Gran Capital’).

Por la parte contraria, el ‘Discurso Social’ (Teun A. Van Dijk) enarbolado por las mayorías nacionales, incluyendo a los molestos miembros del ‘círculo rojo’ que simbolizan una especie de “Pepe Grillo” intentando persuadir al frío e insensible ‘Pinocchio’, las que intentan, en forma desesperada y fragmentada (en este combate la ‘partidocracia’ brilla por su ausencia, si no es que está aliada con el ‘ogro filantrópico’ que le inyectará generosamente más de $5,000 millones en el 2003 para financiar sus campañas) rescatar lo que queda de México conteniendo el avance implacable de la élite político-empresarial decidida a convertir al país en una república bananera y maquiladora y a los mexicanos en un hato de empleados y trabajadores subordinados a los dictados del ‘pensamiento único’ (Ramonet) y del  capitalismo global que se rige por la consigna de ‘business’re business’ –el caso del nuevo aeropuerto a construir es un grano de arena en dicho contexto- y que no sabe ni quiere saber de ‘estados soberanos’ ni de ‘gobiernos nacionales’ ni de ‘historias patrias’ ni mucho menos de ‘gasto social’ (fondos improductivos y ‘perdidos’ según su ‘pragmático’ entender incluyendo en este rubro lo destinado al combate a la pobreza, al presupuesto de la educación básica, a las políticas alimentarias y a los servicios de salud pública que devienen en la conformación de lo que Amartya Sen, Mahbub ul Aq y el PNUD –Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo- definen como ‘desarrollo humano’. La formación de ‘capital social’ –potencial de conocimientos y de experiencias adquiridas- está correlacionado, como un ‘efecto’, con lo que los gobiernos destinan al rubro de lo ‘social’ incluyendo la expansión de oportunidades de educación técnica y superior y la propia creación y consolidación de empleos bien retribuidos dentro del contexto de una economía de mercado, de una economía alternativa centrada en el desarrollo regional y comunitario, y de una economía social enfocada al tercer sector).

¿Cómo tratará Fox el tema de los ‘rebeldes alzados’ en sus Comic-books’?

Mientras Atenco arde (Santiago Creel insiste en el mito del ‘diálogo’ con los ejidatarios el que no tiene sentido en un ámbito de super-negocios) el Presidente Fox presume de su nuevo ‘comic book’ donde diversos segmentos educados de la población (jóvenes universitarios de corte panista) alaban y aplauden al ‘Gobierno Mitológico del Cambio’ que sólo existe en la mente enfebrecida de los foxistas.

En este contexto de fantasías y de cuentos color-de-rosa, ¿cómo tratara Fox el conflicto, hiperrealista, de los atenquenses quienes, como “El Ultimo de los Mohicanos” defienden su modesto patrimonio, su estilo de vida, sus tradiciones y costumbres, su historia, sus muertos, su dignidad, sus mitos, sus ritos, sus creencias, sus fiestas, sus vestimentas, sus risas, sus animales, sus casas, sus machetes?. Para los editores, dibujantes y argumentistas de Ka-boom no será problema: simplemente, como un grupo poblacional conciliado con el gobierno entre sonrisas, abrazos y miles de promesas vitoreando, of course!, al infalible ‘Super-Fox’, héroe principal de Foxilandía y quien ha dejado muy atrás en sus afanes de enderezar entuertos al idealista y romántico Don Quijote de la Mancha.

artículo siguiente >
Hosting por TuSite