Semiótica del Poder
Septiembre 24 de 2000
Realpolitik: falso "amor a la Patria"
 
Por Pablo Espinosa Vera

El 'dream team'  o pre-Gabinete de Vicente Fox, aún en espera de arribar al Poder en su dimensión Ejecutiva, no esperaron más y se despacharon con la 'cuchara grande' en lo que respecta a "salarios mínimos" (para Secretarios de Estado, of course!), muy cercanos a los US$10,000 mensuales (en pesos, $85,300. al margen de 'bonos' y de compensaciones especiales) sin importarles que, con base a estimaciones del Banco Mundial presentadas en el Informe sobre el Desarrollo Mundial 2000-2001, de un total de 42 millones de mexicanos,  24 millones subsisten con US$60 dólares mensuales y 18 millones "superviven" con un dólar por día. Aunque lo que más ofende con los sueldos millonarios de los foxistas, que no deberían de percibir ni un sólo centavo por estar en etapa de stand-by institucional hasta el 1 de diciembre y por carecer de nombramiento formal,  es que el propio Presidente electo (también en la 'nómina especial'   autorizada por la Secretaría de Hacienda, del orden de 40 millones de  pesos)  ya cobra, aún sin estar en funciones de manera oficial, una cifra similar a la entregada mensualmente a su homólogo que aún despacha en Los Pinos ($162, 041. pesos mensuales), después de haber anunciado que tanto él como su equipo de colaboradores trabajarían "...por amor a México...". ¿Así se demuestra el 'amor a la Patria' en un país de miserables, a excepción del aún titular de la SHyCP José Angel Gurría que se 'autojubiló', tras su estancia como director de Nafinsa, con una cifra mensual cercana a los $100,000 pesos?.¡Un nefasto ejemplo para  los newpanistas, dignos representantes de la Realpolitik weberiana!).

     Por supuesto que dicho dato no debe asombrar en el México de la New Age, dado que los propios head-hunters contratados por Fox se refirieron a los sueldos percibidos por altos executives del orden de US$26,000 mensuales, cifras que seguramente recibirán los altos mandos foxistas forjados con una mentalidad empresarial donde el principio de "time is money" es más que simbólico, y más si se considera que el código imperante, igual que en las grandes empresas y corporativos, es el de trabajar con honestidad siendo premiados con emolumentos estratosféricos a cambio de no caer en el canto de las sirenas de la Corrupción, que el nuevo Mandatario ha prometido combatir a fondo empezando con su propio equipo compacto y con los casi tres millones de burócratas que conforman la Administración Pública Federal cuyos salarios difícilmente se igualarán con los de sus nuevos amos, al menos al nivel de jefes de departamento para abajo.

     Y hablando de la Hidra de la Corrupción, que penetra todos los niveles de Gobierno a nivel planetario,incluyendo a naciones superindustrializadas del Primer Mundo,  le tocó al exgobernador de Chihuahua Francisco Barrio Terrazas ser elegido, como parte del 'equipo de transición', potencial 'Zar Anticorrupción', encomendándosele el capítulo de propuestas sobre el tema que se integrará al Plan Nacional de Desarrollo que el Presidente electo se comprometió a presentar ante la opinión pública antes de tomar el Poder, misión que, además de imposible, representa para el neopanista y cofundador de los legendarios 'Bárbaros del Norte' (Manuel J. Clouthier, Ernesto Ruffo Appel, Fernando Canales Clariond et alt.) su 'boleto' para reaparecer en el escenario político nacional en un verdadero rol de 'superstar', con todos los riesgos que ello conlleva.

El Renave: inicia el segundo capítulo del sangriento affaire

     Y es, en este contexto de la corrupción galopante, donde el 'affaire Renave' empieza a cobrar otra dimensión, tras el inocente y romántico "suicidio" del Subsecretario de Normatividad de la Secofi Raúl Ramos Tercero que no convenció ni a Caperucita Roja, por lo que fué llamado a declarar el Secretario de dicha dependencia Herminio Blanco ante el Subprocurador de Procedimientos Penales de la PGR Everardo Moreno Cruz, reiterando en dicha comparecencia que fué él, precisamente, quien solicitó ayuda a la policía judicial para localizar a su ya extinto excolaborador después de infructuosos intentos por detectarlo. ¿Acaso ya presentía el titular de Comercio y Fomento Industrial el trágico desenlace que se avecinaba, si no es que ya había sido informado, en forma subrepticia, del extraño "suicidio"? ¿Por qué el Secretario Herminio Blanco intuyó o infirió algo trágico solicitando  la búsqueda de su amigo y confidente  cuando aún no había transcurrido ni un día de su desaparición adelantándose, incluso, a los familiares del alto funcionario? ¿O es que éste lo había puesto en antecedentes de sus negras intenciones para salvar el 'honor' tanto de la Secofi como de su titular y hasta del Presidente Zedillo, su amigo personal desde hacía 20 años tras la reunión que tuvieron esa mañana contando con la presencia de uno de los concesionarios del Renave y miembro del Grupo Ixe que preside Alenadro Burillo: Henry Davis? ¿O tal vez (todas las 'líneas de investigación' son posibles) el propio Ramos Tercero recibió 'instrucciones intimidatorias y amenazantes' para proceder como lo hizo recurriendo a la "técnica" más primitiva que ni a Van Gogh se le hubiése ocurrido a pesar de vivir confinado en su inmensa pobreza y desesperación? O tal vez hasta exista un sicario que recibió  órdenes precisas, quien no sólo acabó con el joven Doctor en Economía y 'eslabón' clave del caso  sino que liquidó, de un artero golpe, la carrera de Herminio Blanco y de su pool de tecnócratas, involucrados en una red de corruptelas que irá aflorando gradualmente. En fín, como lo expresó el Presidente Fox al enterarse del caso, quizás haya "algo detrás" que justifique el escarbar a fondo. Y de eso se encargará, seguramente, Francisco Barrio, también abocado al peliagudo asunto de los narcogenerales y al no menos preocupante asunto de, por lo menos, cinco grandes indiciados en casos de macrocorrupción (además de Oscar Espinosa Villarreal) forjados en la esotérica y críptica

logósfera tecnoburocrática.

Sinergia de Fox con PRD y 'golpe bajo' a Muñoz Ledo

     Mientras trasciende el escándalo de los salarios millonarios otorgados a la élite foxista tras el acuerdo de Carlos Rojas (el foxiano) con José Angel Gurría,  el Presidente Fox intenta limar asperezas con sus feroces detractores del PRD (¿gratuitos, como el propio Cárdenas y como Manuel López Obrador, "Enemigo Público No. 1" -como "Baby Face" Nelson y como Dillinger-   de Santiago Creel, potencial Secretario de Gobernación?) incluyendo la asertiva reunión con el Gobernador electo de la Ciudad de México, el pejelagarto ya citado con quien departió  hace unos días una exquisita sopa de pollo con verduras, además de  la aceptación, sin muestras estruendosas de contrariedad, de la decisión del Tribunal Electoral que desconoció el carácter de mayoría absoluta de la representación del PAN en la Asamblea Legislativa del D.F. empatando los cartones con el PRI y con el PRD, lo que le gana puntos a Fox en el ámbito de la tolerancia facilitándole el camino para generar mayor sinergia en el corto y mediano plazo con los perredistas, partido éste último que se anotó un gran punto ante los capitalinos tras la exitosa presentación de Rosario Robles en lo que fué su primer y último informe de Gobierno en el propio espacio legislativo de la ALDF enfocando sus baterías al liderazgo del propio partido del sol azteca en sustitución de la inefable Amalia García, quien ya está harta de los golpes bajos propinados por los "chuchos" esbozados con los ropajes de la 'Nueva Izquierda' (¿¿??) y quien se muestra impotente de detener la virtual desintegración escenificada en el interior del PRD por la feroz carnicería entre las tribús existentes. Pero en fin, así operan infinidad de partidos obnivulados por las ansias de poder a toda costa.

     Y Fox necesita de ellos, de los perredistas, necesita aliados estratégicos para garantizar la gobernabilidad, y en especial en  las Cámaras donde ningún partido detenta mayoría absoluta. Allí,  requiere del apoyo de la fracción del PRD para contrarrestar las embestidas del PRI que frenarán y congelarán sus iniciativas. Y por ello requiere un cabildeo inteligente. Sin dicho cabilde el fracaso de las iniciativas de ley, como la dedicada a la apertura de la inversión privada a la industria eléctrica y a la petroquímica, harán estragos en la gobernabilidad y afectarán gravemente el proceso de democratización que, al menos a nivel enunciatario, se dá como un hecho. Otro caso, generador de gran expectación ante la opinión pública, es el referente a lograr la paz en Chiapas tras la apobación de los Acuerdos de San Andrés Larráinzar convertidos en la Ley de Derechos y Cultura Indígenas en eterno stand-by que urge desangelar.

     Y parte de dicho cabildeo lo representa el reconocer la flamante Mesa de la Reforma del Estado instalada en el Congreso, espacio donde se insiste debe discutirse tan delicado tema,

con la convergencia de todos los partidos políticos y de todas las fracciones parlamentarias allí representadas, aunque dicho 'reconocimiento' se haya realizado a costa del excandidato presidencial por el PARM Porfirio Muñoz Ledo, ahora foxista de corazón y quien hace unas semanas instaló su propia Mesa, viéndose obligado a reconocer que no interferirá con el Congreso para nada calificándo de "falsa controversia" la generada por la existencia de ambas Mesas tras informar que "...a sugerencia suya (de Fox) tendremos una reunión con él los miembros de la Mesa (106 personalidades convocadas por Muñoz Ledo)...y de esa manera tendremos una idea de lo que el Presidente electo quisiera asumir como parte de su responsabilidad dentro de este proyecto para la Reforma del Estado...". Aunque Muñoz Ledo sabe, de antemano, que la Mesa del Congreso siempre llevará mano, por así convenirle a Fox y al nuevo Gobierno que iniciará sus funciones el 1 de diciembre. En fín, las víctimas empiezan a irrumpir...en nombre de la Democracia (sic).

artículo siguiente >
Hosting por TuSite