Semiótica del Poder
Diciembre 17 de 2000
'Semiótica Connotativa Foxiana': el Poder Simbólico
 
Por Pablo Espinosa Vera

Cantarle las “Mañanitas” a la Virgen de Guadalupe en la madrugada del 12 de diciembreforma parte del mito, de los rituales  y de las tradiciones que conforman  la identidad del mexicano y de su propia cosmogonía (una dimensión diacrónica –histórica- del arquetipo  de la Madre Celestial de los Mexicanos  nos remite al mito de la Malinche -Malintzin, Doña Marina- convertida en “La Llorona” a su muerte pasando por el tamiz sincrético de la Diosa Tonalzin “occidentalizada” para poderle rendir culto en el propio Cerro del Tepeya y engañar a los frailes españoles, hasta derivar en el sagrado icono estampado en la tilma de Juan Diego cuya existencia aún está en entredicho en el Vaticano). Pero lo innovador en esta práctica significante de corte popular, masiva y ‘espectacular’ (como espectáculo litúrgico-mediático con todo y staff actoral de Televisa)  era ver, así se esperaba tras la invitación que le extendieron desde la Basílica vía su administrador Antonio Macedo Tenllado, a la máxima instancia del Poder Terrenal Nacional y/o  Poder Ejecutivo, de una nación caracterizada por su laicidad, rendirle culto de manera fervorosa a la Guadalupana  (lo hizo el mismo Presidente Fox  la madrugada del 1 de diciembre antes de rendir protesta ante el Congreso desafiando críticas y señalamientos que ignoró olímpicamente tras repetirse a sí mismo: “¿Acaso Bill Clinton no juró ante la Biblia,  sin sonrojarse, cumplir y hacer cumplir la Constitución en presencia de hombres de todas las iglesias y creencias?”). En esta misma frecuencia, hasta Carlos Abascal encomendó la ‘fuerza laboral bajo su arbitrio: “Que la Virgen de Guadalupe, Patrona de los trabajadores de México, los bendiga” (¿y la Comisión Nacional de Salarios Mínimos más la ‘buena voluntad’ de los patrones?).

Las modalidades simbólicas que se inscriben en el ámbito de una Semiótica Connotativa o ‘Evocadora’ (que abarca a los símbolos como signos y sistemas de significación polisémicos y multívocos con potencial de ‘resemantizarse’ en el tiempo y en el espacio)

 instauradas por el nuevo Mandatario, de índole populista,  demagógica y mercadotécnica (la mayor parte son extraídas de la cultura popular y de la posmoderna mass-culture) forman parte del ‘universo de la significación’ o ‘repertorio significante’, a nivel semántico y pragmático,  del nuevo gobierno y de su principal sujeto de la enunciación o ‘agente semiodiscursivo’(el propio Fox)  y han empezado a permear el imaginario social y el inconsciente colectivo de grandes segmentos de la población destacando en este gran abanico los “niños de la calle” y  todos los chiquillos y chiquillas de México que viven una existencia trágica y deplorable y que Fox ha “adoptado” erigiéndose a ultranza como el Gran Padre  o Supremo Benefactor (el mito se inicia con la ‘tamalada’ que compartió con cientos de niños callejeros en Tepito  la mañana del 1 de diciembre) además de  las mujeres-madres subsistiendo en condiciones infrahumanas marginadas del desarrollo y de toda área de oportunidad, con potencial productivo y de autogestión que por instrucciones del Mandatario  se convertirán,  por arte de magia, en futuras ‘changarreras’ o microempresarias vía los microcréditos  para salir de su pobreza ancestral o ‘determinista’ (por supuesto, deberán tributar a Hacienda), y los millones de  malogrados indios de México, como diría Fernando Benítez, a quienes ha prometido reivindicar (“¡Nunca más un México sin ustedes!”) ante el escepticisdmo de los eclécticos y casi nihilistas miembros del EZLN que le conceden al Tlatoani en turno  el beneficio de la duda, lo que ya es ganancia partiendo, como subrayó el subcomandante Marcos, de la‘cero credibilidad’que le ratiificaron desde La Realidad,   hasta no palpar el respeto a los acuerdos y cambios tangibles. Los estudiantes de educación media y media superior de escasos o mínimos recursos forman parte, también, de los ‘sujetos simbólicos’ a los que dotará de  becas-crédito (de $470. a $610. mensuales) para evitar su deserción de las aulas como lo hizo en Guanajuato  aunque,  de los $1,043 millones de pesos  programados para tal fin en el Fondo Nacional de Becas  sólo se cuente presupuestariamente en el 2001 con  $248 millones sin incluir las aportaciones de mecenas del sector privado como Carlos Slim,  Lorenzo Zambrano o Alfonso Romo. Para no quedar mal, el Presidente anunció la creación de un fideicomiso que arranca con $250 millones de pesos, mismo que se irá ampliando para atender el universo de 250,000 posibles ‘becarios’.

Gobernadores le imploran a “Santa Fox” que se toque el corazón

En este mismo contexto de connotadores simbólicos, con su transfondo mítico, retórico e ideológico también incluye, Fox,  a migrantes explotados y a ‘mojados’ que están  en la ‘mira’ de rancheros asesinos de Arizona y Texas y a quienes defenderá vía un ‘zar de la frontera norte’ amén de pugnar porque  se “abran las fronteras” a los trabajadores mexicanos partiendo del espíritu impreso en el TLC como se los hizo saber, aunque rechazaron la idea, a los presidenciales Bush y Gore y al Primer Ministro de Canadá Jean Chrétien (se “derribarán las fronteras” en el año 3001, cuando los mexican citizen estén en el nivel socioeconómico de los gringos, como lo insinuó Madeleine Albright durante la toma de posesión de Fox). También  considera a los miembros del Poder Judicial que lanzaron un ultimátum a través del Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación  exigiendo se les hiciera justicia  vía el Ejecutivo y el Legislativo autorizándoles un presupuesto digno a sus demandas y reclamos para poder seguir operando juzgados y tribunales, llamado que atendió con premura el inquilino de Los Pinos por aquello de las public- relations. Y hasta a los señores Gobernadores, priístas y panistas, que ahora sí le imploraron a “Santa Fox” dar marcha atrás al recorte  de los $6,870 millones de pesos del Fondo de Apoyo a Estados ordenado por las huestes de Francisco Gil Díaz  por lo que se reunió con ellos en León Guanajuato ofreciéndoles ¿regalo de Navidad? el ‘revisar’ las asignaciones de recursos pero sin prometer nada pues, como dice el dicho, “el prometer no empobrece; el dar es lo que aniquila” (se destaca en este affaire  que, ante el poder de “Gastón Billetes”,  los rebeldes gobernadores priístas se olvidaron por el momento de sus intenciones de formar un “Frente anti-Fox”  convocado por Dulce María Sauri & Co. que los relegaría a la vil inopia al no contar con  partidas extraordinarias de la Federación).

 Destacan, en el Discurso Simbólico del Presidente,  los empresarios “nacionalistas” y extranjeros  ansiosos de invertir en proyectos estratégicos por lo que Eduardo Sojo, como alterego de Fox, les brindó inmediata respuesta al informarles de la “Marcha Hacía el Sur” dentro del Plan Puebla-Panamá que generará más de 20,000 empleos con la inversión en maquiladoras,  naves,  plantas industriales, así como un proyecto automotriz en Chiapas y otro de autopartes en Veracruz, (y esto sin contar las ‘privatizaciones’ en puerta empezando con Cintra). Y a las féminas, por supuesto,  impactadas por el “efecto López Obrador”, a quienes finalmente  cumplió al incluirlas  en su gabinete  iniciando la lista  con Leticia Navarro (producto de los head-hunters), Josefina Vázquez Mota (la ‘cuota mínima’ exigida por el PAN sin maquillajes ni artilugios pero con mucho feeling motivacional),  María Teresa Herrera Tello (¿tiene algo que ver una exmagistrada y Presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Nuevo León con los millones de campesinos víctimas del neoliberalismo más incruento que los ha confinado al rol neoporfirista de viles‘jornaleros’?), Martha Sahagún (en stand-by para ocupar el preciado puesto de Primera Dama si desde el Vaticano anulan –el de de ella y el de Fox- sus anteriores bodas religiosas), Sari Bermúdez (¿la corporativista High Culture en manos de una exconductora de televisión? ¡Cosas de la posmodernidad foxista!), Mariclaire Acosta (versión humanista del New México  en el ámbito internacional), Xóchitl Gálvez (¿una ex-indígena y fundadora de la oficina de consultoría High Tech Services al “rescate” de la masa indígena nacional de más de diez millones de seres?), Laura Valdés de Rojas (¿qué background curricular se requiere para ‘administrar’ a la Suerte y al Azar?,  y las que se incorporen esta semana.

Connotadores simbólicos hasta en “Operación changarros”

La producción de sentido y la construcción de realidades son procesos simultáneos, pero requieren de un alto grado de verosimilitud para ser aceptados por potenciales destinatarios y usuarios de dichos signos artificiosos. Si el Presidente Fox se postra ante la Virgen Morena y reza con fervor, o si su mirada  adopta un aire místico connotando  una profunda  fe y una religiosidad inobjetable,  el performance semiopragmártico tendrá éxito al ser reproducido, no sólo en el espacio donde transcurre la puesta en escena sino en el ámbito especular de cada televidente. El desafío del nuevo equipo gobernante es mantener este efecto de lo verosímil permeando toda clase de prácticas discursivas y ‘puestas en escena’ con el manto de lo simbólico incluyendo una  amplia dosis de elementos retórico-ideológicos, es decir, de la connotación pura que nos remite a toda clase de evocaciones poéticas y fantasiosas (remember la ‘bendición’ de Carlos Abascal a la masa trabajadora o la actitud mesiánica de Fox en todos los foros donde se hace presente).

El uso de los símbolos y de sus diferentes modalidades representará, para Fox, un arma formidable, incluyendo el riesgo latente de su agotamiento. El promover, por ejemplo, un discurso pro-changarrismo, que el propio Luis Ernesto Derbez ya considera ‘argot oficial’,  como alternativa para el combate a la pobreza y a la marginación, puede funcionar pero, ¿hasta cuando y hasta ‘cuántos’? ¿acaso, todos los pobres, casi 70 millones, desde los que se ubican debajo de la línea de la pobreza –menos de un dólar al día ¡o nada!- hasta los pobres a secas –dos salarios mínimos promedio- van a convertirse en “emprendedores” para lograr, al mediano o largo plazo,  ser sujetos de crédito de la banca comercial? Creerlo así es fantasioso, partiendo del conocimiento de la idiosincrasia del mexicano medio. Y abusar de este simbolismo microcapitalista puede resultar, también, absurdo y contraproducente. Es correr el riesgo de que lo verídico, la ‘verdad en sí’, atente contra los marcos ilusorios y virtuales de lo verosímil instalado en el reino de los cuentos color-de-rosas, haciéndolos añicos. Así le sucedió a Carlos Salinas en su último año de Gobierno y así le está pasando al expresidente Zedillo galopando, orgullosamente, en el “Caballo de la Democracia”  tras dejar a sus espaldas a un pueblo marcado por los más ominosos signos de pobreza y de pérdida de dignidad. Crear símbolos y exprimirlos hasta el hartazgo no le ha funcionado ni al mejor estadista, y a la historia me remito.

artículo siguiente >
Hosting por TuSite