Semiótica del Poder
Febrero 18 de 2001
"Mexico is all your!": la rendición
 
Por Pablo Espinosa Vera

El Presidente Fox se rindió antes de dar la batalla. Teniendo como escenario el campus del rancho de San Cristóbal, 210 hectáreas más chico que el de Crawford, Texas, de Bush que mide 640 hectáreas, el Mandatario mexicano depuso “sus armas” ante la presencia del ‘Hombre más Poderoso del Planeta’  y el más ‘duro’cediendo, de facto, en todos los rubros de la agenda “cabildeada” ingenuamente por el Canciller Jorge G. Castañeda ante el General Colin Powell y otros influyentes miembros del gobierno norteamericano (previamente, ante los Angeles Times, el propio Canciller reconoció, con relación a la ‘Minicumbre’, que México tenía “...expectativas en términos de atmósfera y de sustancia; el momento es el mensaje (¿¿??)”...). En términos llanos, simples ‘esperanzas’ o “sueños guajiros”, qué más.

Y no es para menos el andarse con tiento  tras visualizar la ‘naturaleza semiótica’ (de verdadero buscapleitos) del Presidente de los EE.UU. que nos remite a la versión neobarroca del “Dr. Strangelove” concebido por Stanley Kubrick jineteando una bomba nuclear en pleno vuelo como todo un cowboy posmoderno. Y es quer George Walker Bush Jr. viene en plan beligerante y nada compasivo, como fiel representante del ‘capitalismo ultrasalvaje’  y no se anda por las ramas para imponer sus códigos y sistemas de significación de contenido brutal y de abierta provocación. Y una muestra de su  futuro ‘estilo de gobernar’ lo ilustra el reciente anuncio que hizo  vía el Secretario de la Defensa Donald Rumsfeld,  de reactivar la segunda edición de la “Guerrra de las Galaxias” construyendo un ‘escudo antimisiles balísticos’ para proteger a su país de ataques sorpresivos, cuyo plan se detalla dentro del ‘Sistema Nacional de Defensa Antimisiles’ (NMD, en sus siglas en inglés), que requerirá una inversión de más de US$100,000 millones,  lo que se hizo público durante el desarrollo de la 37ª. Conferencia de Políticas y Seguridad Internacional de Munich, en Berlín, ante la ulterior desaprobación de Rusia que avizora el reinicio de una nueva carrera armamentista. Serguei Ivanov, en su carácter de Secretario del Consejo de Seguridad de la Federación Rusa y en su rol de asesor del Presidente Putin, aseguró que dichos planes “...socavan el fundamento de la estabilidad estratégica global” subrayada en el Tratado ABM sobre armas antibalísticas mientras que Condolezza Rice, Consejera de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, acababa de develar la nueva “amenaza rusa” partiendo de la existencia de un terrorífico arsenal termonuclear que podrían capitalizar naciones enemigas de Estados Unidos como Iraq,  Corea del Norte o fundamentalistas islámicos, lo que comentó  en una entrevista publicada en la revista “Politique Internationale” tras enfatizar que “la principal amenaza” radica en que “una Rusia acorralada deje que parte de su arsenal nuclear caiga en malas manos”. En síntesis: la Tercera Guerra Mundialr acaba de arrancar.

“Si eres mi amigo, alíneate”: “Mexicanos al grito de guerra...”

Pero el flamante Presidente norteamericano no limita sus acciones a retroalimentar una nueva ‘economía de guerra’ incluyendo el aumento del  presupuesto de defensa ( para el 2002 se propone un presupuesto de US$310,000 millones) hasta en US$45,000 millones suplementarios para el 2006 destinados a la construcción del ‘Ejercito norteamericano del futuro’ acorde a los desafíos del tercer milenio. En forma paralela, planea abrir nuevos “frentes de guerra” en América Latina  (a los que México deberá ‘alinearse’ vía los ‘cascos azules’ o un futuro Ejercito Latinoamericano por la Paz) como lo simbolizan las casi 40 operaciones militares aprobadas por el Congreso del país del Norte que se instrumentarán en 21 países a donde se exportarán hasta a 100,000 soldados y marines para apuntalar la ‘democracia’ en gobiernos débiles (además de proteger zonas petroleras)  iniciando con el  publicitado ‘Plan Colombia’  al que se le ‘inyectarán’ US$1,600 millones para ‘expoliar’amplios cultivos de cocaína a la vez que se combatirá a la ‘narcoguerrilla’.

A lo anterior se suma el reciente ‘Acuerdo Militar de Implantación’ negociado con el Gobierno de Guatemala  que se conoce como “Nuevo Horizonte 2001”, que incluye el Programa ‘Fuerza de Tarea Aurora’ y que consiste en el despliegue de doce mil soldados en la frontera de Guatemala con México para combatir el narcotráfico y la guerrilla  (¿se incluyen acciones contra el EZLN, concentrado en un área cercana a la región de Petén, zona petrolera de Guatemala donde ‘operará’ dicha fuerza castrense?)  incluyendo actividades de ‘asistencia humanitaria’ así como el ‘revivir’ la ominosa “Escuela de las Américas” considerada la “!Academia de los Dictadores y los Represores” (al ser interrogado el Presidente Fox de si dicha militarización de la frontera sur le preocupaba contestó, rotundo: “¡Para nada! Me preocupa la paz en México”. ¿Será?).

En los rubros de ‘comercio’ y ‘drogas’, México cede todo a cambio de migajas

El Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA), que se debatirá en el marco de la 3ª. Cumbre de las Américas a efectuarse en Québec del 20 al 22 de abril y que Bush intenta implementar vía  el fast-track que deberá aprobar el Congreso de su país, lo que no parece fácil,  ha sido cabildeado en la dimensión de lobbying  por el Presidente Fox en su nuevo rol de potencial líder de Latinoamérica apoyado por los EE.UU. (¿’Superman Latinoamericano?), puesto que le disputa el  brasileño Fernando Henrique Cardoso, como lo dejó entrever el Presidente mexicano en su viaje realizado a los países miembros del Mercosur (Chile, Argentina, Brasil y Uruguay) y sus posteriores encuentros con mandatarios de Venezuela, Colombia, Guatemala, Costa Rica, Panamá, y Nicaragua, entre otros, partiendo del principio de que, si el ALCA beneficia al Coloso del Norte antes que a los países miembros, nuestro país también resultará beneficiado por efecto de la ‘salpicada comercial’ al multiplicarse los intercambios con todos los países del Continente, aunque el gran riesgo es que desciendan el nivel de exportaciones de México hacía EE.UU. (del orden del 80% y hasta del 85%  que representan  US$250,000 millones anuales) al incrementarse la competencia, lo que se podría compensar al hacernos de nuevos socios y‘compradores’.

Pasando en la ‘agenda’ al rubro del combate al narcotráfico México ya puso su parte al  aprobarse, vía una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la extradición de narcos criminales a los Estados Unidos incluyendo al ahora prófugo “Chapo Guzmán”

(lo que Zedillo nunca aceptó) y no es lejano que se le dé ‘luz verde’ a la iniciativa de abrir las fronteras a los agentes de la DEA para que operen con amplia libertad en suelo mexicano logrando, a cambio, una ‘certificación’ por la ‘vía rápida’ –la Senadora Kay Bailey Hutchinson acaba de presentar una moción al Congreso para eliminar dicha ‘certificación anual’ a México- y unas palmaditas en la espalda de Fox (así ‘negocían’ los gringos: todo para acá, nada para allá, por más rabietas que haga el “izquierdista” de Jorge G. Castañeda  a quien el Senador ultrareaccionario Jesse Helms “envolvió” y “entrampó” sutilmente en su pasado viaje a Washington).

Pero, además,  el flagelo de los narcóticos es mucho más complejo que simples acciones simbólicas ya que, como lo señala Carlos Fuentes en un artículo publicado en Reforma (“México-USA: la agenda”; 9-II-01) no es posible ignorar la existencia de un ‘narcomercado’ potenciado por cuarenta millones de estadounidenses  consumidores de drogas, mercado ‘explotado’ (en la ‘economía global’ todo se vale, hasta la incursión de fierzas criminales) por ‘Cárteles’ colombianos, mexicanos y guatemaltecos  que se enfocan a suministrar insumos ya procesados a dicho target, lo que les genera ganancias multimillonarias (¿US$100,000 millones de dólares anuales de los casi US$600,000 millones  que se lavan anualmente a nivel planetario, según cifra consignada por la OCDE a través de su Grupo de Acción Financiera –GAFI- presidido por José María Roldán?) lo que ha obligado al Presidente Fox a adoptar una postura nada idealista por más que  se ostente, con sus “Cruzadas contra el Crimen Organizado” como el inefable ‘Ricardo Corazón de Fox’:  “...estámos llegando a entender que el problema del narcotráfico no lo puede resolver ni Estados Unidos, que ha mostrado una gran incapacidad para reducir el consumo de drogas allá, en aquel país, que ha mostrado una gran incapacidad para detener la entrada de drogas, igual nos pasa en México, no hemos podido controlar el narcotráfico, la producción y el tránsito”, ampliando sus comentarios al tema de la ‘certificación’  donde propone un modelo multilateral de obligaciones mutuas que incluya a los EE.UU.: “...ellos también deben tener obligaciones en la lucha contra el narcotráfico, contra el consumo de drogas y el lavado de dinero”. Aunque en el ámbito de la realpolitik, ¿éstos enunciados significan algo?.

De la utópica ‘amnistía a migrantes’ al Proyecto Gramm, en stand-by

Mientras cabalgan cerca de los plantíos de brócoli y de papa como imponentes Marlboro’s Men, Fox y Bush comentan el problema irresoluble de los 8,5 millones de migrantes mexicanos radicados en EE.UU. que le producen al país del Norte, en impuestos y en consumo, más de US$28,000 millones más los US$7,000 millones que envían anualmente a México, suplicando el mandatario mexicano a su distinguido visitante el conceder la amnistía para dicha población ‘méxico-gringa’ que beneficiaría de entrada a seis millones de migrantes ilegales, pero “The Dallas Cowboy”, que tiene fama de no tentarse el corazón (envió a la silla eléctrica y a la cámara de gases a cientos de condenados a quienes les negó el ‘indulto’ ostentando en el ranking de “gobernadores sanguinarios”el honroso ‘Number One’), dice que lo meditará con la almohada y que se conforme con que el Congreso apruebe el ‘Proyecto Gramm’, presentado por el Senador texano Phil Gramm, y que consiste en otorgar 250,000 visas temporales a trabajadores invitados. “¿Y la apertura de fronteras a los braceros mexicanos?”, pregunta un ingenuo Fox; “I’m sorry, no understand”, responde su homólogo mientras espolea a la yegua “Maximiliana” que El Rey” se apresta a perseguir. (“Bueno, piensa Fox, al menos lo intenté”).

artículo siguiente >
Hosting por TuSite