Semiótica del Poder
Marzo 25 de 2001
"Goodbye, Mr. Fox!"
 
Por Pablo Espinosa Vera

Jorge G. Castañeda, intentando a toda costa“armonizarse” con los europeos que apoyan y aplauden el movimiento zapatista, no vaciló en apoyar la propuesta realizada  por el Sub Marcos de enviar una delegación del EZLN al Viejo Continente para defender la causa indígena tras ser bloqueado por los ‘duros’ del Congreso de la Unión que, de manera contundente, se opusieron a que utilizara la máxima tribuna del pleno: “...yo creo que si Marcos o quien fuera del zapatismo fuera al Parlamento Europeo sería algo que podría ser útil”, expresión más oportunista que oportuna que coincidió con lo manifestado por el eurodiputado socialista del propio Parlamento Sami Nair, invitado por el Sup a testificar las acciones del EZLN en defensa de la iniciativa de la ‘Ley Cocopa’ impugnada y rechazada por fuerzas oscurantistas y retrógradas personalizadas en la figura de la nueva versión de Hernán Cortés: Diego Fernández de Cevallos: “...el problema planteado por los zapatistas es un problema histórico y simbólico y necesita respuestas históricas y simbólicas. La primera de ellas es dejar hablar a los zapatistas en la tribuna del Congreso...la lucha de los zapatistas es una lucha justa que debe tener el apoyo de todas las fuerzas democráticas del mundo”, a lo que agregó, convencido, que si fallaba el ‘modelo’ de Marcos, los movimientos guerrilleros a nivel mundial se polarizarían: “...si este reto histórico no se soluciona, podemos decir que la consecuencia inmediata  va a ser la radicalización de todos los movimientos de lucha armada a nivel mundial porque dirán: “Mira, el EZLN hizo prácticamente todo el esfuerzo y cuáles son los resultados”...”.

En forma simultánea a lo anterior, Danielle Mitterrand, Primera Dama de Francia durante 14 años como esposa del extinto presidente francés Francois Mitterrand y actualmente líder del movimiento proderechos humanos France Libertés comentó, al ser entrevistada por Guadalupe Loaeza  (quien, hace tres años presentó en la Feria del Libro de Guadalajara la obra de la propia Danielle dedicada a los zapatistas bajo el título “Estos hombres, nuestros hermanos”) que el Presidente Fox no estába construyendo el camino hacía la paz como lo ha reiterado demagógicamente en todos los foros posibles incluyendo su aprobación y convicción  para que Marcos hable en el Congreso: “...No, él  destruye en todo caso la esperanza de mucha gente. Pero créame que los zapatistas, los indígenas que han estado oprimidos durante cinco siglos, podrán resistir todavía el tiempo que sea necesario y lograrán sus metas. Porque, de lo contrario, regresarán y se volverán a armar. Créame, me voy mañana a París con el corazón herido”. E igual que Danielle, así retornan a la selva los zapatistas: con el corazón herido...por la pena de no lograr ‘dignificar’ la existencia de diez millones de sus hermanos.

Antes de esto, subrayó, en relación con el histérico ‘discurso propacifista’ publicitado ampliamente por Fox y por los mass-media subalternos (Televisa & TV-Azteca en primer plano que apuestan porque persistan las prácticas ‘discrecionales’ en el otorgamiento de títulos concesionarios) que “...creo que lograr la paz demasiado rápido es querer jugar al gato y al ratón. Si el Presidente quiere jugar a eso, no tendrá en absoluto, en todo caso, el sentimiento de la gente que ve a este acontecimiento como parte de un fuerte movimiento de los pueblos solidarios de hoy en día en el mundo entero, que aspiran también a la paz y a la democracia construidas a partir de la justicia y la dignidad”, enfatizando a continuación, que: “...no vinimos aquí para decirles a los zapatistas que los amamos, sino para decirles que los apoyamos porque tienen una buena causa, la misma que se defiende también en el mundo entero, ya se trate de Africa o de Brasil”.

“¡Fuera, el pasamontañas!”; Marcos

En la misma modalidad mediática, la radio, y mientras Fox hacía votos (de dientes para afuera) durante su programa “Fox en vivo, Fox contigo” para que los zapatistas tuvieran acceso a la tribuna del Congreso, posibilidad cancelada, el Sup Marcos declaraba a la emisora española ‘Onda Cero’ que “muy pronto” dejaría el pasamontañas a un lado, mismo enunciado que transmitió con anterioridad vía la BBC de Londres, además de subrayar que los ‘duros’ del Congreso, apoyados por sectores retrógrados del Gobierno, le estaban apostando a “la táctica del cansancio” destacando que “...hay sectores de la derecha dentro del Congreso que quieren negarnos interlocución y que quieren relegar a segundo plano lo que pensamos que es un clamor nacional e internacional, que es el reconocimiento constitucional de los derechos y la cultura de los indígenas en México”, a lo que agregó que “...si logramos conseguir lo que queremos, podríamos dejar de ser una organización político-militar clandestina armada y transitar a otra cosa y en base a esa otra cosa, ese nuevo rostro, establecer relaciones con otros movimientos en el mundo”.

Lo manifestado por el jefe guerrillero (quien fue visitado en la ENAH el pasado viernes 16 de marzo por el escritor y Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, hombre de todas las confianzas de Fidel Castro y amigo cercanísimo de Carlos Fuentes quien se niega a ‘sacar la cara’ en torno al affaire zapatista) coincide con el espíritu de lucha que impulsa tanto al diputado eurosocialista Sami Nair como a Madame Danielle Mitterrand en el sentido de convertirse, igual que sus invitados de lujo, en un cabildeador y ‘pacificador global’ de conflictos internacionales y de los movimientos armados mundiales, tras la aprobación de la Ley Cocopa  y las subsiguientes negociaciones en las restantes mesas de acuerdos que conducirían a la paz, lo que aún se ve lejano tras la inminente retirada de la Ciudad de México del Subcomandante Marcos (quizás, al leer estas líneas, los guerrilleros ya se encuentren en los Altos de las Cañadas, corazón de la Selva Lacandona diseñando nuevas estrategias semiopragmáticas).

Pero en caso de que los congresistas democráticos recuperen dicho recinto legislativo “secuestrado” por un puñado de ‘halcones’ intolerables y facciosos y se discuta y apruebe la controvertida ‘Ley Cocopa’, Marcos, cumplida su ‘misión histórica’ en Chiapas y, emulando a “El Santo”, quien se despojó de la máscara en un programa televisivo conducido por Ricardo Rocha (“En vivo”),  prepara su ‘performance’, que deberá ser de cobertura internacional, para arrancarse el pasamontañas y despejar el enigma en relación con su identidad para, inmediatamente después, irse a radicar a Europa  desde donde iniciará su segunda ‘guerra planetaria  por la dignidad y la justicia’ de los millones de ‘olvidados de la Tierra’ (Franz Fanon) que deambulan, espectrales, en el submundo del lumpenproletariat, como definió Gunnar Myrdal ese universo infernal habitado por los desposeídos, hasta de su propio ser.

Marcos (porque siempre será Marcos, aún sin su máscara enigmática que se ha apoderado del imaginario social de los ‘jodidos’ como lo revela un dossier fotográfico de La Jornada)

trascenderá, así, como un mítico luchador en el plano mundialista  transformado en el ‘hombre universal’ y cosmopolita imaginado por Octavio Paz al final de “El laberinto de la soledad” o por José Vasconcelos en “Ulises criollo”, por más que les pese a representantes de la ultraderecha de la talla del ‘gachupinesco’ y torvo Diego Fernández de Cevallos que sueñan, igual que su símil conquistador y gran genocida Hernán Cortés, en ver al jefe guerrillero varios metros bajo tierra tras ser abortada y sofocada su utópica y descabellada rebelión tendiente a “dignificar” a los ‘míseros indios’ de los que pueden preocuparse sólo algunos desmañanados tipo Fernando Benitez, Guillermo Bonfil Batalla, Néstor García Canclini, Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska, Pablo González Casanova, Mariano Azuela, Juan Rulfo, José Clemente Orozco, Diego Rivera, Silvestre Revueltas, Carlos Chávez, José Guadalupe Posada, Leopoldo Zea, Alfonso Reyes, Rubén Romero, Carlos Montemayor, John Womack, Hugh Thomas, Enrique Florescano, Tzvestan Todorov, Alfonso Reyes y muchos soñadores y románticos ‘indiófilos’ que se abocaron en sus obras  a destacar las cualidades y el universo mítico, simbólico, cotidiano  e ideológico de los ‘hombres del color de la tierra’ del que formaban parte Benito Juárez y Emiliano Zapata.

“No haremos cola para recibir sellos de recibido”: Marcos

Ante la cerrazón del Congreso por recibir a la Delegación del EZLN, el Sup fue contundente ante el terror de Fox y de la mafia conservadora que se han apoderado de dicho recinto legislativo que, se supone, es del pueblo(¿¿??): “No haremos cola para recibir sellos de ‘recibido’  en nuestras demandas históricas...frente a los políticos nunca bajaremos la cabeza ni aceptaremos humillaciones y engaños...a las comunidades les informaremos del doble resultado de la marcha: la cerrazón de quiénes son gobierno y el gran apoyo de la gente en México y en el mundo”, tras lamentar que en el Congreso de la Unión “...hayan podido más las grillas internas, los pleitos de poder, los grupos de conservadores que confunden la tribuna con un club de acceso exclusivo y los que nos quieren utilizar para saldar cuentas, positivas o negativas, con el foxiequipo”.

El Presidente Fox, quien percibe que este ‘acto fallido’ puede horadar el ‘barco de la democracia’  en forma irreversible y opacar su gestión al frente de Foxilandy en el ámbito mundial por los años que le quedan al frente (ante la intelligentzia global, los simulacros no funcionan, ¿o están equivocadas mentes preclaras e iluminadas como las de Mme. Danielle Mitterrand, Noam Chomsky, Regis Debray, José Bove, Alain Tourainé, Manuel Vázquez Montalbán, José Saramago, Oliver Stone, por sólo citar a algunos?), de inmediato lanzó un S.O.S. o ‘ultimátum’ estructurado en cinco puntos básicos: solicitar al Congreso el recibir a la Delegación zapatista en el pleno; aprobar, sin quitarle ‘puntos’ ni ‘comas’, la Ley Cocopa; ordenar el retiro del Ejercito de los tres cuarteles pendientes en Chiapas; extender su ‘mano’ para que el Sup Marcos y los 23 Comandantes se apersonen en Los Pinos a deleitarse con un aromático coffee & cookies bajo los árboles del paradisíaco jardín; y ordenar la inmediata liberación de los ‘presos de conciencia’ confinados en kafkianos presidios por el terrible delito de ser “pobres”. Pero, ¿se impondrá la voluntad presidencial, regida por el malhábito de los ‘dobles lenguajes’ (léase lo dicho por el Presidente en un espejo carrolliano) o los nuevos “maximilianos” posicionados en el Congreso y en bastiones del Gobierno Federal (Jorge G. Castañeda, Adolfo Aguilar Zínzer, Rafael Macedo de la Concha, Josefina Vázquez Mota, Carlos Abascal Carranza, Clemente Vega García, Luis Ernesto Derbez, Ernesto  Martens, Javier Usabiaga, Leticia Navarro, Eduardo Sojo, Florencio Salazar et alt.) se saldrán con la suya?. Cuestión de hechar un “volado”.


artículo siguiente >
Hosting por TuSite