Semiótica del Poder
Julio 23 de 2000
Arranca el Gobierno de Fox a nivel de...¿'excelencia'?
 
Por Pablo Espinosa Vera

El Presidente Fox, quien ha iniciado su mandato con el beneplácito del Presidente Zedillo, ya inició la transición...¿a la democracia?, y tras designar al virtual 'pre-Gabinete' (equipo de transición) para tomar posesión de las Secretarías de Estado a priori ahora se prepara para afinar su Plan de Gobierno coucheado por tecnócratas financieros de la talla de Luis Ernesto Derbez (exfuncionario del Banco Mundial), Eduardo Sojo (exdirector del Area de Investigaciones Económicas del ITESM), Ramón Muñoz ("cerebro" de la conformación del futuro aparato administrativo federal y exjefe de Calidad Total en Bimbo), Lino Korrodi (fundador de la asociación que llevó al nuevo Mandatario al poder: Amigos de Fox), Pedro Cerisola (exdirector de Operaciones de TELMEX y reclutado por Fox vía los inefables 'head-hunters' para coordinar su campaña) , Carlos Rojas (no el salinista y artífice de SEDESOL, que conste), y Carlos Flores (exfundador del Centro de Estudios Estratégicos del ITESM), entre los más sobresalientes, destacando que el único con antecedentes de militancia panista es Ramón Muñoz, designado asesor en el nuevo dream-team foxista.

Hubo más designaciones, algunas eclécticas e inesperadas, como la del expriísta Alfonso Durazo en la secretaría particular, desplazando a Juan Hernández, ahora responsable de la 'Agenda' (¿remake del colosismo, o golpe bajo a la élite priísta que despreció las cualidades del exhombre de confianza de Colosio?), o la del camaleónico Porfirio Muñoz Ledo, cuyo único telos se llama 'Poder', provenga de donde provenga, ya sea la izquierda radical o la derecha más conservadurista (responsable de la "Mesa de la Reforma del Estado"...¿¿??). Un nombramiento similar, en el ámbito de 'relaciones internacionales', cayó sobre el advenedizo y ambicioso Adolfo Aguilar Zínzer, experto en toda clase de trapacerías y de escatología metalinguística (¿leyó usted el indigno texto titulado "Izquierda amarga" publicado en Reforma el pasado 14 de julio?)

Otro 'apostador' que se aprovechó de la bondad y de la palabra de Fox (hombre de honor) lo fué Jorge G. Castañeda, sin el más mínimo background internacionalista (¡no ha ocupado ni un consulado, a diferencia de su hermano, Andrés Rosenthal que ha despachado como Embajador,  y de su padre, exCanciller con José López Portillo), aunque como junior, la gran cualidad de Castañeda es haber turisteado en grande, pero nada más. Sus méritos como analista político se cocen aparte. Pero, ¿alguien se imagina al ilustre junior en su rol de diplomático,  negociando una paz digna con el subcomandante Marcos y con el EZLN, entidades que menosprecia y que le parecen indignas, como lo ha comentado ampliamente?. El propio Fox, por el contrario, sí ha extendido la mano a los zapatistas, como lo anunció recientemente el senador Rodolfo Elizondo, posible Secretario de Gobernación: "...estaríamos muy satisfechos si se pudiera establecer contacto con Marcos antes de la toma de posesión formal...".

¿Cubren, los miembros del pre-Gabinete, las expectativas de los 'head-hunters'?

Fox ha desplazado a los panistas tradicionales de posiciones estratégicas, y así lo anunció: él gobernaría, no el PAN; el responsable de las grandes decisiones sería Vicente Fox, no el PAN. En el pre-Gabinete, de veinte designados, sólo ocho son de extracción panista ante doce foxistas: Francisco Javier Molina (Coordinador del Area de Justicia y Seguridad), Martha Sahagún (Coordinadora de Comunicación),  Rodolfo Elizondo (Coordinador del Area Política junto con Santiago Creel y potencial 'vaso comunicante' entre Fox y Diego Fernández de Cevallos), Ramón Muñoz (Asesor de Fox con casi 20 años de militancia en el partido blanquiazul), María del Carmen Díaz  (Area Social),  Carlos Arce y Julio César Nava (Coordinadores del Area Jurídica) y Carlos Rojas (Encargado de Asuntos Administrativos).

En fin: ¿estos "Veinte Magníficos", en su totalidad, cubren el perfil, el patrón y el modelo en sí de los funcionarios de "excelencia máxima" exigidos por Fox y buscados, con lupa, por las seis agencias de consultoría donde militan los más aguzados 'cazadores de cabezas', de cobertura internacional?. Es de dudarse. Globalmente, el grupo procede del 'círculo cerrado' de Fox y varios de ellos fueron colaboradores del nuevo Mandatario siendo gobernador de Guanajuato, como es el caso de Eduardo Sojo, Martha Sahagun,  Carlos Flores, Ramón Muñoz, y  Carlos Arce. Otros llegaron por vías alternas, y algunos se 'colaron' subrepticiamente.

Pero, en ausencia del cortazariano 'modelo para armar', no hay un elemento nuclear que sirva como parámetro de excelencia para medir el potencial de los "Veinte Magníficos", aunque hay que aclarar, como lo ha enfatizado el propio Fox, que su papel es, precisamente, 'transitorio' y que sólo los que califiquen de aquí al 30 de Noviembre formarán parte, de facto, del Gabinete formal. Pero hay que subrayar, también, sin menoscabar el potencial de Fox para sacarse "ases de la manga", que lo más predecible es que la mayoría de los aquí balconeados alcanzarán posiciones de primer nivel, aunque su I.Q. y su 'nivel de excelencia' dejen mucho que desear (¿el caso de Francisco Javier Molina como futuro 'zar anticorrupción', flanqueado por José Luis Reyes, abogado de gabinete? ¿Porfirio Muñoz Ledo, 'grillo' de larga tradición? ¡Santiago Creel, candidato perdedor en la Ciudad de México? ¿Adolfo Aguilar Zínzer, experto en el arte de la 'metalogía' y artífice de metalenguajes verosímiles pero falsos?. ¿Francisco Ortíz, experto en construir imágenes capitalizando el marketing televisivo a nivel de artilugio?. Y aún hay más, como diría el tristemente célebre Raúl Velasco).

¿Saldrán, de este pool de privilegiados, los "7 Súper-Gerentes" que cabildearán a los Secretarios de Estado, para responder directamente a los requerimientos del Presidente de la República?. Es posible. Pero, seguramente, Fox ya cuenta con reservas suficientes para apuntalar y consolidar al 'Megaequipo' que tomará los controles del Poder el próximo 1 de diciembre, incluyendo a empresarios de primer nivel y a intelectuales de la talla de Carlos Fuentes (¿futuro Secretario de Cultura?), y a uno que otro expriísta recomendado por el Presidente Zedillo (¿Esteban Moctezuma Barragán, José Angel Gurría, Herminio Blanco, Guillermo Ortíz, Liévano Sáenz, Miguel Alemán?), además de a egregios miembros del famoso Grupo San Angel que nutrieron el Discurso y la Ideología foxiana de los últimos meses inspirandose  en el libro 'Compromisos con la Nación'  (p.e. Elba Esther Gordillo, Homero Aridjis, Manuel Camacho et alt,  futuros artífices del 'Pacto de Chapultepec', símil del Pacto de la Moncloa comentado por el propio Fox a Héctor Aguillar Camín en "Zona Abierta").

Vientos de la democracia no permean al PRI, a pesar de la 'masacre'

Mientras Fox, acudiendo a la reingeniería tecnocrática más rancia, diseña su 'equipo ganador' en el contexto del "neoliberalismo de tercera vía" (hacer menos pobres a los más pobres y alentar a la clase media con espejismos progresistas, a la vez que se mantiene incólume la superestructura de las oligarquías y de las plutocracias neocapitalistas nacionales y transnacionales que exigen, ya, su 'cuota de privatización' vía la CFE), los priístas lloran a raudales la pérdida irreversible de su alma pater (Los Pinos, of course!), a la vez que reiteran sus prácticas ancestrales al elegir "democráticamente"  a los flamantes coordinadores de las Cámaras Baja y Alta, recayendo (¡oh, milagros de los nuevos tiempos!) en los labastidistas Enrique Jackson (hasta Fernando Gutiérrez Barrios se 'autoborró' del mapa infiriendo la jugarreta que lo pondría en ridículo, lo que no pudieron evitar Genaro Borrego y Manuel Bartlett) y  Beatríz Paredes  (virtualmente vapuleó al inocente de Fernando Ortíz Arana con cartones de 136 vs 57 apalancada con la "cargada" de la CNC) mientras Dulce María Sauri insistía en que era falsa la versión de que se trataba de la"crónica de una elección anunciada", como diría, indignado, Gabriel García Márquez.(¿Creerá, aún, en "Caperucita Roja"?).

Tras el grotesco performance que no engañó a nadie, la dirigente del tricolor reasumió el control de lo que queda del PRI-tanic y eligió a la nueva nomenklatura de transición  

destapando al exprocurador Sergio García Ramírez como Secretario General (good-bye, Esteban Moctezuma!), a César Camacho Quiroz (¿retorno tardío del 'Grupo Atlacomulco'?)  y a Jesús Murillo Karam como Secretario Técnico del fantasmagórico (todos parecen seres espectrales tras la derrota del 2 de julio) Consejo Político Nacional para, inmediatamente después, crear el tautológico (en términos de Wittgenstein) "Grupo de Trabajo para la Reflexión sobre la Nueva Gobernabilidad Interna", que no tiene otra finalidad más que frenar las intentonas de Roberto Madrazo por apoderarse de la exmegamáquina electoral, coucheado por un grupo de gobernadoresque no cejan de calificar de "traidor" al Presidente Zedillo aunque el 'bloque de Gobernadores  priístas', en pleno, le juraron lealtad (¿a Fox?).

Durante la instalación de Grupo "Britzkrieg", y ante las miradas perdidas de los expresidentes del PRI, Dulce María Sauri admitió una verdad de connotadores posmodernos: "la sociedad no nos cree", reconociendo que se padece una "constante descalificación" como la reflejada en el ámbito de la Ciudad de México, donde el saldo para el expartidazo aplanadora fué de 'cero posiciones' (ni una Delegación Política, ni una curul en la Asamblea Legislativa ni en el Congreso; en una palabra, ¡nada para el PRI!, derrota a la que coadyuvaron los principales líderes tricolores en la capital: Roberto Campa, Manuel Aguilera y el propio Jesús Silva Herzog). Y la pregunta que se impone es la siguiente: ¿tienen memoria los priístas? Lo dudamos.

artículo siguiente >
Hosting por TuSite