Semiótica del Poder
Octubre 7 de 2001
¿Echar al Canciller?; "¡Tonterías!"
 
Por Pablo Espinosa Vera

“Esas ni las contesto, es una tontería”; así respondió el Presidente Fox al cuestionársele, durante una entrevista en el jardín central de San Cristóbal, respecto a la posibilidad de sustituir a Jorge G. Castañeda Gutman de la Secretaría de Relaciones Exteriores, cargo al que aspira, sigilosamente, otro intelectual del mismo corte que el Canciller: Enrique Krauze, heredero en línea directa de las glorias y del poder detentado por Octavio Paz (hasta Televisa le cedió el espacio reservado al también Premio Nobel de Literatura) y defensor a ultranza del proyecto ‘integracionista’ con la superpotencia del Norte.

Haciendo caso omiso de lo expresado por Carlos Fuentes (“...somos socios (de EU)... de ninguna manera somos sus achichincles. Hay una diferencia, ¿verdad?), enunciado peyorativo que le sirvió de catársis al autor de La Región más transparente quien ha proclamado a los cuatro vientos su abierta ‘bushofobia’  (ha tildado al actual mandatario norteamericano de estúpido e ineficiente), el Presidente Fox salió al paso para subrayar su posición ante el controvertido debate massmediático donde se acusa a México de darle la espalda al Coloso  del Norte enfrentado a una potencial ‘Tercera Guerra Mundial’ tras el artero ataque perpetrado por las huestes kamikazes de Osama bin Laden tras subrayar que la relación entre los dos países “...ha trascendido el plano de una relación diplomática  a una sociedad estratégica” (¿México, como parte de la Unión Americana para sustentar el discurso de la ‘integración binacional’?).

En ese mismo tenor, y al referirse al respaldo de México a la política antiterrorista adoptada por EU, señaló que dicho apoyo “...no puede aceptar ambigüedades...nosotros creemos que ante estos hechos es responsabilidad de la comunidad internacional asumir una posición muy clara, que no deje duda, que no deje ni siquiera incertidumbre”, discurso empatado con el del Canciller quien desde el principio exigió “no regatear apoyos” a Estados Unidos, expresión descalificada por representantes del Congreso, de partidos políticos y de intelectuales que calificaron a Jorge Castañeda de “entreguista” además de exigirse su destitución por representar, sus desbocados enunciados, un peligro latente a la seguridad nacional (ante los micrófonos de Radio Red, el mismo día que se presentó en la Cámara de Diputados, criticó la actitud cerrada de diversos políticos que exigen apoyo de EU y que se niegan a solidarizarse en momentos de crisis, comentando, en su ya clásico lenguaje peyorativo más que coloquial: “...no se puede mamar y dar de topes”).

La antítesis del Canciller la representa el titular de Gobernación Santiago Creel, serio aspirante a contender por la Presidencia en el 2006 y quien, para poner un freno al protagonismo proestadounidense desplegado por Castañeda desde la Cancillería, manifestó desde el pasado 27 de septiembre que “...en materia de política exterior hay una sola voz y es la voz del Presidente Fox que ha instruido a los miembros del Gabinete a ser solidarios con los americanos en estos momentos tan graves que está viviendo”, lo que hizo reaccionar al Canciller quien, tras la entrevista de Fox con el comentarista de la cadena CNN Larry King, al ser cuestionado por el asunto de la posible venta ilimitada de petróleo a los EU respondió, con abierta ironía:”...si el secretario de Gobernación ya dijo ayer que quien tiene la única voz en política exterior es el Presidente de la República, entonces no tengo ningún comentario por hacer”, ratificando la ‘declaración de guerra’ lanzada desde el Palacio de Covián por uno de los principales arietes del PAN, cuya ‘nomenklatura’ está obsesionada con la idea de echar a  Castañeda de Tlatelolco.

Ante inminente ajuste en el Gabinete, se alinean fuerzas

Por un lado, Francisco Barrio Terrazas y Santiago Creel, ambos aspirantes a suceder a Fox en Los Pinos adoptan posiciones con miras a la inminente reestructuración del Gabinete; por el otro, los ‘heterodoxos’ Jorge G. Castañeda y Adolfo Aguilar Zínzer definen actitudes y estrategias. Mientras que los primeros se ostentan, institucionalmente, como representantes del PAN y hombres de Fox, los segundos insisten en su actitud iconoclasta y contestataria retroalimentando la ‘panfobia’ dentro del Gabinete y en el propio inconsciente de Fox obsesionado en castigar a los albiazules por su potencial traición, durante la precampaña, a su candidatura, la que tuvo que imponer a sangre y fuego.

En este momento político, el juego está equilibrado, aunque el Presidente no cesa de enviar señales con relación a su apoyo a su inteligente Canciller quien, como en el film “Tarzán contra el mundo”,  ha unido a todos...pero en su contra, destacando su menosprecio por el Senado de la República (léase: Diego Fernández de Cevallos) a quien, fácticamente, burló, al imponer a Mariclaire Acosta primero como Embajadora Especial de Derechos Humanos de la Presidencia ante la comunidad internacional, cargo que el Senado tenía que revisar y aprobar (o desaprobar, en su caso), y después como Subsecretaria de Derechos Humanos de la propia Cancillería, nombramiento que no requiere el ‘Visto Bueno’ de los legisladores.

Lorenzo Meyer, ante el resquebrajamiento del equipo oficial que coadyuvaría a una crisis de gobernabilidad, señala que “...sería preocupante que hubiera una seria división dentro del gabinete. Uno puede o no estar de acuerdo con Fox...pero el juego democrático requiere que exista en su gobierno una mínima unidad para dirigir el barco. Si ello no es así, vendría el desastre”. Aunque también prevé que la actitud adoptada por la dueta Castañeda-Creel ante la tragedia estadounidense pueda responder a una estrategia maquiavélica planeada desde Los Pinos (Proceso; 30-IX-01, No. 1300).

El inminente ajuste del Gabinete se podrá anunciar tras el regreso de Fox de su largo tour de doce días, del 10 al 22 de octubre, mismo que aprovechará para preconizar el apoyo de México a Estados Unidos y para promover el discurso respecto a que los actos terroristas en la potencia del Norte obligan a intensificar el diálogo internacional, además del viejo e inverosímil argumento de trabajar por la ‘diversificación de mercados’ que no convence a nadie (en la agenda remitida por la Presidencia al Senado, se definen como ‘visitas de Estado’ las referentes a la República Checa y a España, donde se sentirá como en casa con su homólogo José María Aznar; en Italia se reunirá con el magnate massmediático  y Premier Silvio Berlusconi, además de asistir al Estado del Vaticano a ‘conversar’ con el Papa sobre temas de pobreza, promoción del desarrollo, derechos  humanos y...¿su divorcio?; posteriormente, en Toulouse, Francia, lo recibirá el Primer Ministro Lionel Jospin para seguir hasta Hamburgo, Alemania, a una cena con empresarios. Antes de presentarse en el marco de la IX Reunión de la Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, APEC, que se celebrará en China del 21 al 22 de octubre, la agenda contempla un vacío que se presupone utilizará Fox para hacer una escala hasta Brasil donde se llevará a efecto una reunión internacional).

¿Cuántas cabezas rodarán en la ‘purga’ foxista?

Los cambios que se avizoran, aunque coadyuven a que el barco zozobre, como lo prevé Lorenzo Meyer, son irreversibles, aunque el problema son los relevos (más de lo mismo). Por supuesto, nos referimos a cambios en las dependencias más indefinidas (¿todas?) donde los ‘actos fallidos’ se han multiplicado revirtiéndose contra la deteriorada imagen del Presidente quien ya no pide queso sino salir de la ratonera, como diría el filósofo de Guemes.

      En este escenario sobresalen, como las instancias del Gabinete Económico, Social y de Seguridad más desfasadas de la realidad y con un trabajo mediocre y puramente connotativo (atmosférico, evocador, metafórico) las siguientes: la Secretaría de Economía, que reconoce ‘equivocaciones’ en el modelo por la brutal dependencia económica con EU  (¿Eduardo Sojo por Luis Ernesto Derbez?), la del Trabajo y Previsión Social, que no ha logrado contener la debacle del desempleo y la propia rebelión de la clase trabajadora  (¿Luis Felipe Bravo Mena por Carlos Abascal Carranza?), la Secretaría de Educación cuyo ‘Plan Nacional de Educación’ se olvidó, olímpicamente, de la posmoderna promesa de ‘revolución educativa’ proclamada por Fox a los cuatro vientos  (¿Elba Esther Gordillo  o Carlos Fuentes por Reyes Tamez Guerra?), la SAGARPA, que sólo ha contribuido a que los hombres del campo le declaren la guerra al Gobierno de Fox, por más que su titular “aguante vara” (¿Alfonso Romo, el artífice de Seminis,  por Javier Usubiaga?).

Y seguimos con los pronósticos: la de Seguridad Pública, que ha fracasado en forma rotunda en su “combate al crimen organizado” (¿Adolfo Aguilar Zínzer por Alejandro Gertz Manero?), la de Energía, que no sabe qué hacer con PEMEX ni con la CFE para rescatarlas (¿Roberto Hernández por Ernesto Martens?),  la de  Hacienda, que carga con el estigma del estrepitoso fracaso de una draconiana ‘Reforma Hacendaria Distributiva’ carente de sentido ante el ciudadano medio que la percibe como una amenaza (¿Lino Korrodi por Francisco Gil Díaz?) y la SEDESOL, que ha perdido la brújula en el combate a la pobreza tras tirar al cesto de la basura el proyecto emprendido por Julio Boltvinik y un grupo de expertos limitándose a continuar con programas de escenografía heredados de Zedillo como el Progresa  (¿José Sarukhán por Josefina Vázquez Mota?), ademas de otras dependencias que siguen ancladas en el reino de la tautología total o en el ‘País del Nunca Jamás’ del legendario Peter Pan y de las que no se sabe nada, como lo confirman las encuestas realizadas por especialistas y por agencias profesionales (Secretaría del Medio Ambiente; Procuraduría General de la República; Secretaría de la Defensa Nacional; Secretaría de Turismo, etc.).

Por supuesto, la labor desplegada por los ‘4 Fantásticos’ (Castañeda, Aguilar Zínzer, Creel y Barrio) está a un año luz de considerarse brillante o satisfactoria, pero ellos representan un ‘valor agregado’ (ser los consentidos y consecuentados por Fox hasta el infinito) y un ‘factor político’ (hasta la fecha, los posibles sucesores de Fox, sin incluir al couch del Canciller, Adolfo Aguilar Zínzer, ubicado en un segundo plano pero que lucha por derrocar al actual Secretario de Seguridad Pública, sin excluir al Palacio de Covián que mantiene en la mira igual que Porfirio Muñoz Ledo, a un año luz).  

artículo siguiente >
Hosting por TuSite