Semiótica del Poder
Mayo 12 de 2002
¡Que envíe Bush a "The Spider Man"!
 
Por Pablo Espinosa Vera

En el mundo virtual de Foxilandia todo es posible, hasta ‘importar’ al icono de moda de la mass culture estadounidense, el inefable “Spider Man” para apoyar a “Los Imperdonables” (versión Fox-Castañeda-Creel inspirada en la cinta de Clint Eastwood). Y es que solo contando con la presencia de un superhéroe posmoderno de dicha estatura, que acaba de romper los récords de taquilla de fin de semana en Estados Unidos al recaudar $114 millones de dólares en su primer week-end, logrará el mandatario mexicano superar el impasse en que se ha convertido su gobierno regido por una ‘Semiótica del Vacío de Poder’ (‘Página Uno’; 28-IV-02).

El presidente Fox requiere, urgentemente, que su amigo del alma George W. Bush, quien lo llenó de alabanzas desde la Casa Blanca al conmemorar el 5 de Mayo, lo apoye en forma contundente al margen de palabras como las vertidas ante Pedro Fernández que  cautivó a los presentes con su versión de “México Lindo”. En dicho escenario, el hombre más poderoso del planeta  definió a Fox, acudiendo al spanglish, como “...el gran patriota mexicano” tras enfatizar que “...mi relación con el Presidente Fox es similar  a la relación entre nuestras naciones...está construida en la base sólida de respeto y confianza y amistad. El Presidente Fox es un gran patriota...un hombre de palabras honestas y convicciones, que está preocupado apasionadamente por el bienestar de su pueblo” (¿igual que él por el suyo montado en la ‘economía de guerra’?) llegando al paroxismo retórico: “Estados Unidos no tiene relación más importante en el mundo que la de México. Lo digo y lo sostengo” (¿enviándole a “Spider Man”, con el Vo. Bo. De Stan Lee y Steve Ditko sus creadores, junto con el genial Jack Kirby,  y con el permiso de los editores de Marvel Comics cubriendo Fox los ‘derechos de franquicia’, para sacarlo de sus broncas irresolubles?).

¿Cómo cabildearía el arácnido superhéroe ante la “Muralla Legislativa” empecinada en  boicotear toda clase de acciones emprendidas por el Presidente desde Los Pinos, como lo fue el ‘bombazo’ el pasado 25 de abril contra el decreto presidencial que modificaba el Reglamento de la Ley de Servicio Público de la Industria Eléctrica (la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ante una controversia constitucional presentada por el Poder Legislativo en pleno, declaró inconstitucional dicho decreto que les abría la ‘puerta trasera’ a inversionistas globales interesados en activos y recursos generados por dicha industria; la inversión global estimada, según el furioso presidente de la Coparmex, Jorge Espina quien embistió contra el Congreso, podría ascender a US$35,000 millones)?.

Aunque fracasara “The Spider Man”, Fox ganaría en imagen

El genial Peter Parker (Tobey Maguire) no la tendría fácil. Aparte de tener que lidiar con los congresistas, que no están convencidos de las políticas públicas implementadas por el presidente y por su equipo desde el inicio de su gestión (la impopular ‘Reforma Fiscal Distributiva’ degeneró en un remedo de miscelánea fiscal la que, incluso, fue sometida a ‘cirugía’ desde Los Pinos al eliminarse el 20% de impuestos a productos edulcorados con fructuosa importada –léase: The Coca Cola Co. en primer término-, misma suerte que corrió la versión original de la ‘Ley Indígena’ que devino en una grotesca ‘Ley antiCocopa’ manufacturada por las fuerzas ultraderechistas del Congreso y la que fue rechazada por los diez millones de indígenas del país además del CNI y del EZLN comandado por el sup Marcos que está preparando un ‘golpe mediático’ de proporciones incalculables), el superhéroe debería de enfrentar la tozudez y la visión cartesiana y aristotélica de los principales ‘arquitectos’ del foxismo neomedievalista  (Fox, Castañeda, Sojo, Elizondo, Cerisola, Gil Díaz et alt.) donde chocaría en pared a pesar de sus artilugios para tejer redes a velocidad y para escapar a toda clase de callejones sin salida.

Pero la ciudadanía en sí, en especial la conformada por ‘homo videns’ (Giovanni Sartori) que responde a los estímulos massmediáticos en forma automática y compulsiva (igual que los ‘perros de Pavlov’) aplaudirían a rabiar dicha iniciativa, muy ad hoc a la ideología analógica y simbólica instaurada por Fox en Foxilandia, lo que repercutiría en un alza de la popularidad del Presidente con todo y que el invencible “Spider Man” fracasáse en sus misiones (finalmente, como dice McLuhan, ‘el medio es el mensaje’). En política, la ‘forma’ es ‘fondo’ y la importación del ‘superteenager’ le generaría un amplio capital simbólico al jefe de la Nación, que anda de capa caída al cumplirse 18 largos e infructuosos meses de dar ‘patadas de ciegos’. Y eso lo deberían analizar, con lupa, los creadores de imagen (Francisco Ortiz) y los ‘metálogos’ en turno (Rodolfo Elizondo & Co.). ¡Se imaginan una foto de Fox flanqueado por el carismático “Hombre Araña, que le daría la vuelta al mundo! ¡Hasta el sup Marcos palidecería de envidia! (“¡Idiota de mí, que desprecié esa oportunidad!). Y no se diga el Comandante Fidel Castro, artífice de la invaluable “Operación Pinocho”!. (“Por favor, Señor, que me vuelva a llamar Fox!”).

El año y medio que lleva en el poder no han sido suficientes para posicionar el ecléctico y neobarroco ‘estilo personal de gobernar’ del “Presidente del Cambio” (¿?), a excepción de haber haber instaurado un surrealista ‘gobierno fantasmático’ donde los referentes reales (léase: problemas eternos que enfrentan diferentes grupos y actores sociales) brillan por su ausencia. Se evita ‘agarrar al toro por los cuernos’, frase popularizada por el propio Fox y, a cambio, se producen miles de palabras y de frases que han conformado una envidiable ‘Hermenéutica Foxiana’ donde, como en el ancestral ‘I Ching’ (Libro Chino de los Cambios y de las Mutaciones), con 10,000 años de existencia, hay respuesta ‘simbólica’ para todo sin rebasar, of course, la dimensión enunciataria que reina en el espacio fractual de la pragmática lingüística (el ámbito donde la ‘acción comunicativa’ impera como deporte de reyes pero siempre a favor del ‘sujeto de la enunciación’ o enunciador que mantiene al enunciatario en actitud condicionante: “Habla y dí lo que quieras pero siempre dándome por mi lado, OK?”, lo que sucede todos los domingos en San Cristóbal tras finalizar la misa dominical o detrás de los micrófonos de “Fox en Vivo, Fox Contigo” donde nadie se atreve a replicar o a contradecir lo afirmado por el Presidente).

¿”El Hombre Araña”, como posmoderno Canciller ante el fracaso de Castañeda?

La cooptación formal, vía los ‘head hunters’, del imprevisible “Spider Man” para ubicarlo en la Cancillería, sería un acierto sin precedente para el hombre de Los Pinos quien, así, garantizaría su prestigio y su popularidad en el concierto internacional además de satisfacer grandemente las expectativas simbólicas de los norteamericanos y del propio George W. Bush  quien podría presumir, al margen de escepticismos y en una envidiable ‘logósfera mediática’, de su gran amigo del Sur The Marlboro’s Man.

Con el  arácnido ser despachando en Tlatelolco la política exterior del régimen cobraría una dimensión inusitada al construirse ‘lenguajes’, relaciones y ‘ofensivas diplomáticas’ siempre oscilantes entre la realidad y la ficción (¿quién podría impugnarle a un Canciller emanado del universo de los comic books el establecer reglas del juego bien aterrizadas o regidas por la lógica y por el sentido común?), como lo ha intentando hacer, infructuosamente y en un contexto de ‘nonsense’, el actual Canciller perdiendo legitimidad y credibilidad a la velocidad de la luz.

Además, México posee una larga tradición en torno a ‘seres enmascarados’, respetados y adorados por el pueblo desde siempre que van desde Quetzalcóatl (“Serpiente Emplumada”) y Coatlicue (la feroz madre de Quetzalcóatl-Tezcatlipoca, Huitzilopochtli y Colyolhauxqui) hasta el legendario “Zorro” en California y los ‘superhéroes urbanos’ del nivel de “Superbarrio Gómez” además de toda una pléyade de verdaderos héroes populares provenientes del universo de la lucha libre que han conformado una mítica e imaginaria cultura nacional a la que le rinden culto las masas: “Santo, el Enmascarado de Plata”, “Black Shadow”, “Blue Demon”, “El Médico Asesino”, “El Espectro”, “Huracán Ramírez”, “El Rayo de Jalisco”, y los posmodernos “Máscara Sagrada”, “Alebrije”, “La Parca”, “Mr. Niebla”, “El Hijo del Santo”, “Atlantis”, “Blue Fish”, “El Fantasma”, “Electroshock”, “Mayek” y muchísimos más. Por supuesto, no podemos dejar fuera de este breve esbozo al genio de los encapuchados: el inefable Subcomandante Marcos, arquetipo de los grandes justicieros incluyendo a héroes nacionales mitificados (José María Morelos y Pavón, Vicente Guerrero, Benito Juárez, Pancho Villa, Emiliano Zapata) cuyo icono ha dado la vuelta al mundo y se ha posicionado como un símbolo de la desigual lucha de explotados y desposeídos ancestralmente (las etnias indígenas).

The Spider Man” caería como anillo al dedo dentro de la visión ideológica adoptada por Fox & Co. Un superhéroe posmoderno ‘made in USA’ (en diciembre salió a la luz un comic book editado por Marvel donde el hombre de rojo, acompañado por otros superhéroes de la ‘mass culture’ se dedica a rescatar a personas sepultadas bajo los restos del World Trade Center, hecho añicos por terroristas islámicos el 11 de septiembre del 2001; dicha historieta acaba de aparecer en su versión al español promovida por el Grupo Vid) quien, como Batman, carece de superpoderes al estilo de Superman pero posee las cualidades de un superarácnido para desplazarse por los aires impulsado por un complejo ‘tejido’ (‘telas de araña’) así como los propios instintos de esta clase de bichos.

Ante escenarios donde la realidad se funde con la ficción, apuntalados por las prácticas discursivas del propio Fox (¿combate eficaz contra la pobreza? ¿lucha a muerte contra la corrupción y contra el crimen organizado? ¿defensa de nuestros recursos? ¿1.400,000 empleos en el 2002? ¿revolución educativa vía el ‘leap frogging’? ¿Marta Sahagún, candidata a la Presidencia en el 2006?), la propuesta de que Bush refuerce a su amigo del alma cediéndolo los servicios de “The Spider Man” no suena descabellado. Y con la ventaja de que dicho personaje eliminaría del mapa sucesorio a un incómodo “Güero” que personajes de ambas Cámaras exigen destituir ¡ya, ya, ya!.

artículo siguiente >
Hosting por TuSite