Semiótica del Poder
Mayo 19 de 2002
¡'Golpe semiótico' contra el PRI!
 
Por Pablo Espinosa Vera

Tras una serie de reveses sufridos por el Presidente Fox denotando riesgosos signos de descontrol y de  ingobernabilidad el Primer Mandatario se ha visto forzado a cambiar de estrategia promoviendo un inusitado ‘golpe de timón’ de tendencia ‘publirrelacionista’ o lo que es lo mismo, ‘dando su brazo a torcer, aparentemente (¿se dedicó a hojear “El arte de la guerra” de Sun Tsu en sus noches de insomnio o finalmente le hizo caso a algún consejero espiritual?).

 Entre los reveses más espectaculares sobresale el del propio Fox, como indiciado,  sentado en el banquillo de los ‘corruptos’ tras ser reabierto el caso, por instrucciones del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal –TEPJF- al Instituto Federal Electoral –IFE-  exhibiendo posibles aportaciones ilegales –recursos provenientes de Estados Unidos o del extranjero que atentan contra el Artículo 49 del COFIPE que prohíbe dichos financiamientos- recibidas durante su campaña (están documentadas transferencias desde el Citibank de New York a favor de la empresa Fox Brothers incluyendo las triangulaciones realizadas por Pablo Escandón Curi en combinación con Lino Korrodi, responsable de las finanzas de “Amigos de Fox”) además del desconocimiento, por decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, del ‘decreto presidencial’ que modificaba el Reglamento de la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica con el que, fácticamente, se ‘privatizaba’ discrecionalmente la industria eléctrica al abrir la ‘puerta trasera’ a toda clase de inversiones  en dicho sector.

Ahora, el Jefe de la Nación, para enderezar entuertos invita a sus odiados enemigos del PRI, a quienes apaleó en forma inmisericorde por televisión nacional un mes antes por negarle el permiso vía el Senado de la República para viajar a Canadá y a Estados Unidos y sobre quienes pende la temible ‘espada de Damocles’ (el ‘Pemexgate’) a desayunar en un jardín de La Hondonada de Los Pinos (cercano a la casa principal), mismo ritual de ‘public relations’ que acababa de repetir al convocar en Los Pinos a todos los líderes de las fracciones partidistas en el Congreso a quienes, en su rol de ‘nuevo interlocutor’ (Jorge G. Castañeda está considerado persona non grata en el Congreso) les presentó los lineamientos y directrices de la nueva política exterior permeada por signos neocapitalistas y estadounidenses (los legisladores abandonaron la residencia presidencial no muy convencidos por la ‘cátedra recibida).

La plana mayor del priísmo nacional (17 gobernadores más los líderes del sector campesino, obrero y popular y los miembros del CEN sumando a los coordinadores priístas en el Congreso se apersonaron a disfrutar de un jugoso desayuno que incluía en el menú ¿preparado por la Nana Lucina? lomo en chile pasilla, omelette, frijoles refritos y toda clase de frutas y jugos) salió impactada del evento por el imprevisible ‘golpe semiótico’ del discurso (el Presidente inauguró un nuevo sistema de significación donde predomina la información antes que la redundancia), mismo que han empezado a  desembrozar para llegar al meollo del asunto (el nivel de ‘intencionalidad’ del emisor y de los propios ‘puntos de vista’ ocultos en lo más recóndito de los enunciados).

Sorpresivo ‘canto de las sirenas’ de Fox pone en estado de alerta a priístas

En esta primera reunión oficial entre el Presidente y la nueva dirigencia del PRI (el 11 de marzo se reunieron en lo ‘oscurito’, como diría Elba Esther Gordillo con sorna, durante una cena a la que acudieron Roberto Madrazo y la propia Elba Esther), el Primer Mandatario no se anduvo por las ramas en torno a elogios espectaculares dirigidos a los priístas como lo ilustra el siguiente enunciado, de verdadera antología considerando la sistemática satanización que siempre hizo Fox de sus odiados enemigos apuntalado por la definición dada por Mario Vargas Llosa al referirse al PRI-Gobierno como la ‘dictadura perfecta’: “...El México actual no podría entenderse sin remitirse al papel que su partido desempeñó a lo largo del siglo 20 en la preservación de la estabilidad  y en la construcción de instituciones” (¿?).

A continuación y en clara alusión al “Foxgate” y al “Pemexgate” que están desgastando a ambos bandos ante la opinión pública exhortó a sus confundidos invitados a hacer un frente común: “ ..Gobernemos juntos el cambio. Unamos voluntades para avanzar. La confrontación no rinde frutos. No se trata de señalar culpables. En estos casos, todos hemos perdido...El cambio que desean las y los mexicanos no es viable desde la confrontación. Tampoco lo es si pensamos que sólo es tarea del Gobierno y que a la sociedad le toca aceptar o resistir.....la sociedad vería con preocupación que la vida política se deteriore al convertirse en una permanente arena de conflicto de recriminación mutua...México es uno y todos debemos poder tener un lugar en él. No se trata de suprimir nuestras diferencias, pero sí que asumamos una actitud abierta, tolerante, respetuosa y constructiva, porque a final del camino, el futuro a todos nos pertenece”.

Asimismo, en tono literario y poético, el Presidente negó ‘derechos de autor’ al cambio y a la consolidación democrática: “...a nadie podría asignársele, de manera exclusiva, el mérito de la transición. Hoy la historia la construimos todos. No hay monopolio en el cambio. En la consolidación democrática tampoco hay derechos de autor. Los cambios no son ni pueden ser obras solamente del Gobierno”. ¿Así resemantiza Fox, hoy, el concepto vago e indefinible de ‘Presidente del Cambio’ quien arribó a Los Pinos vía la famosa ‘Alianza por el Cambio’?. Endosar o corresponsabilizar del ‘cambio’ a la sociedad, a los partidos políticos, al Congreso y a la red interinstitucional que rige en el tejido social es una práctica propia de un ilusionista como David Copperfield, pero así se las gasta Fox: revirtiendo sus propios enunciados y promesas hacía los ‘otros’ quienes, difícilmente, pueden eludir las trampas retóricas y sofistas esgrimidas por un avezado enunciador.

Al tocarle el turno a Roberto Madrazo, a quien se le empieza a acusar de ‘entreguista’ y tras aceptar la ‘invitación’ del Primer Mandatario (“...tenemos que trabajar y gobernar juntos. El partido es la fuerza más importante de México y es una pieza fundamental para consolidar la transición democrática...el PRI está listo para el diálogo, sin soberbia, pero sin supeditación”), exigió despolitizar la justicia refiriéndose al famoso “Pemexgate” promovido por las huestes de Francisco Barrio desde la SECODAM y el que ha cobrado sus primeras víctimas en las personas de Rogelio Montemayor y otros exfuncionarios de la paraestatal, todos prófugos y contra los que ya existen órdenes de aprehensión: “...nos preocupan los intentos de politización de la justicia y el afán de someter los tiempos de la justicia a los tiempos de la política. No se puede vincular la justicia con la política, y mucho menos con la política electoral”. En su alocución el líder priísta, con diplomacia, eludió mencionar la vendetta desatada contra el exdirector de PEMEX el mismo día en que el TEPJF giró instrucciones al IFE para reabrir el caso del uso de fondos extranjeros, considerados ilegales en todos los casos, para financiar la campaña de Fox.

Ratifica Elba Esther su amistad con Fox tras negar acuerdos en lo ‘oscurito

En el marco del insólito ‘performance’, que algunos interpretaron como la primera gran ‘concertacesión’ del régimen, Elba Esther Gordillo se apresuró a aclarar situaciones ante los rumores que la acusan de ser la mediadora ante Fox para que el tricolor apuntale al actual Gobierno o para que minimice sus ataques y sus embestidas contra propuestas de inspiración foxista: “...no voy a renunciar a mis amistades y no entiendo  a una persona que no comprenda que la amistad es aceptar a la gente como es y no necesariamente compartir principios, causas y a veces objetivos personales...yo con el Presidente tengo un profundo respeto, como persona e institucionalmente. Yo no quiero que se debilite la silla que en el 2006 mi partido va a poseer para servir a la nación”.

Al referirse a las calumnias que han empezado a filtrarse en todos los ámbitos del priísmo duro destacó: “...yo no negocío en lo oscurito, yo negocío en claridad. Quiero decir que entre Roberto Madrazo y yo hay una gran convergencia. Sé que soy el número 2 y lo respeto como el 1, es mi líder. Esto no obliga a que ni cancele ni niegue mis afectos. Tengo muchos, lo tengo por el Ing. Cárdenas y aquellos de mi partido y fuera de él que lo cuestionan, me encantaría mucho que dijeran a dónde están sus amigos y cuando los ven en lo oscurito” (La Jornada; 12-V-02). Por supuesto los priístas allí presentes hicieron mutis ante lo comentado por su Secretaria General a quien ubican como el ‘vaso comunicante’ u operadora principal entre la nueva dirigencia y el Señor de Los Pinos (24 horas después, en plan reivindicatorio, Elba Esther al  clausurar la 50 Convención de la CROM informó que el PRI aceptaba la propuesta de Fox de debatir cambios como lo representaba la negociación para las reformas a la Ley Federal de Trabajo que no deberían afectar a los trabajadores, lo que pretenden las huestes de Carlos Abascal: “...Sí, queremos transformar la planta productiva, sí queremos tener capacidad de competitividad, sí queremos transformar nuestras empresas, pero nunca a costa de la dignidad y el esfuerzo de los trabajadores, nunca a costa de lo conquistado por muchos años, por el esfuerzo de los líderes de los trabajadores. Sí estamos dispuestos a debatir las nuevas relaciones y estamos prestos a analizar qué le conviene a México y no a unos cuantos.  Estamos dispuestos a hacerlo de igual a igual, clarito, transparente, que toda la sociedad sepa qué acordamos y cómo no lo acordamos, con empresarios, con sociedad, con gobernantes”.

Sea lo que sea, lo significativo es el simbólico ‘cierre de filas’ entre Fox y el PRI para garantizar la gobernabilidad en el país, lo que mantiene pasmados tanto a los miembros del PAN, quienes aún no digieren el ‘performance’ como a la nueva dirigencia del PRD fortalecida en su pasado 7º. Congreso Nacional y que muy pronto recibirá invitación para desayunar en los arcádicos jardines de Los Pinos. Así operan las relaciones públicas. Persuadiendo y comprando voluntades en forma suavecita y sutil.

artículo siguiente >
Hosting por TuSite